.

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 21 (EUROPA PRESS)

El Servizo Galego de Saúde (Sergas) realizó durante 2004 más de 190.000 intervenciones quirúrgicas en los hospitales de la comunidad autónoma, lo que supuso un 6 por ciento más de actividad que en el año anterior.

Del total, más del 47 por ciento (90.000 intervenciones) se realizaron en el ámbito ambulatorio, con lo que el paciente «no tuvo que ingresar en el centro hospitalario». De este modo, ciertas patologías que «tradicionalmente» eran atendidas mediante ingreso y estancia hospitalaria, son ahora diagnosticadas y tratadas en los centros de salud.

Por otra parte, los grandes complejos hospitalarios gallegos fueron los que registraron una mayor actividad quirúrgica. Así, en la provincia de A Coruña, el Complejo Hospitalario Universitario Juan Canalejo de A Coruña y el Clínico Universitario de Santiago realizaron 30.000 y 24.000 intervenciones, respectivamente, y el Complejo Hospitalario Arquitecto Marcide de Ferrol hizo más de 7.000 operaciones.

En las otras provincias gallegas, el Complejo Hospitalario Xeral Calde de Lugo realizó en 2004, más de 13.000 operaciones; el Hospital de Ourense más de 14.500; el Complejo Hospitalario Universitario de Vigo más de 27.500 y el Complejo Hospitalario de Pontevedra, más de 13.500.

PERFIL DEL PACIENTE

Los pacientes susceptibles de cirugía menor ambulatoria son «prácticamente todos», mientras que en el caso de la cirugía mayor los pacientes deben ser seleccionados previamente por los profesionales sanitarios con la colaboración del asistente social.

Así, no se pueden someter a cirugía mayor los enfermos con diabetes severa o insuficiencia respiratoria moderada. Tampoco aquellos pacientes con cualquier enfermedad que produzca una limitación funcional como insuficiencia cardiaca o grados avanzados de insuficiencia renal o hepática.

Por último, la edad es otro factor condicionante. Así, no se suelen intervenir a pacientes de más de 70 años ni de menos de seis meses, y en el caso de los niños prematuros es necesario que tengan más de un año para poder ser operados. Finalmente, en los que respecta a la obesidad severa, el caso es analizado de forma individualizada.