.

GINEBRA, 24 (EP/AP)

Un tratado internacional antitabaco que entra en vigor este mes es sólo el primer paso en los esfuerzos por controlar una sustancia que mata a unos cinco millones de personas al año, según dijo hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS).

«El tratado es una de las herramientas que tenemos», declaró la jefa del área antitabaco de la OMS, la doctora Vera Luiza da Costa e Silva. «Se necesita hacer mucho más. Nunca tenemos que olvidar que el tabaco mata», declaró a la prensa.

La denominada Convención Marco sobre Control del Tabaco entra en vigor el próximo domingo. Su objetivo es reducir la cantidad de muertos por enfermedades relacionadas con el tabaco, como el cáncer y las afecciones coronarias, que según la OMS matan a un fumador cada 6,5 segundos. Se cree que cada año fallecen unos cinco millones de fumadores. Actualmente habría unos 1.200 millones de fumadores en todo el mundo.

Estudios realizados por la OMS muestran que la tasa de fumadores entre niños de entre 13 y 15 años es de cerca del 20%, y las autoridades sanitarias temen que las enfermedades aumenten a medida que crece la población mundial.

Se cree que para el 2010 la cantidad de muertos se duplicará para alcanzar a unos diez millones de personas: el 70% de las víctimas en países en vías de desarrollo que no pueden pagar los tratamientos para enfermedades relacionadas con el consumo de tabaco.

El tratado requiere que los países lo ratifiquen para restringir la publicidad de compañías tabaqueras y difundir advertencias contra el cigarrillo, entre otras cosas.

Las naciones podrán también incrementar los precios y los impuestos, crear controles para fumadores pasivos y la venta de cigarrillos a jóvenes, y para frenar el contrabando.