.

PALMA DE MALLORCA, 25 (EUROPA PRESS)

La Dirección General de Salud Pública y Participació de la Consellería de Salud i Consumo ha retirado hoy de centros de alimentación de Mallorca 182 unidades de botes de salsa con colorante rojo Sudan I, sustancia prohibida en la UE para el uso de alimentación por sus efectos cancerígenos, que ha sido distribuido por una empresa valenciana en las islas.

Según informaron fuentes de la Consellería de Salud, el producto retirado, que procede de Reino Unido, es una salsa tipo Worcestershire, marca Crosse and Blacwell, con fecha de consumo preferente de 2008, 2009 y 2010.

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria ha notificado, mediante el Sistema de Intercambio Rápido de Información (SCIRI) y la Red de Alerta, a la Dirección General de Salud Pública de la posible distribución de esta salsa en establecimientos de las islas, detectada inicialmente la pasada semana en Reino Unido.

Los técnicos del Servicio de Seguridad Alimentaria de la Consellería se han desplazado a los establecimientos de la distribuidora valenciana y han procedido a la inmovilización de las unidades encontradas. La Consellería se mantiente atenta a las informaciones que se puedan transmitir por parte de la Red de Alerta por si se notificara la comercialización de más productos afectados.

En 2003, se detectó este colorante en salsa de chiel picante procedente de la India. Desde que se produjo este hecho, la UE determinó que todas las partidas de salsa de chile picante de paíse extracomunitarios debían llevar necesariamente certificado de no contener esta sustancia.

El Sudan I está clasificado por el Centro Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) como agente cancerígeno del tipo III. A pesar de no se han evidenciado efectos en personas, sí se han constatado efectos en animales de laboratorio.

Según la información facilitada por la Agencia Británica de Seguridad Alimentaria, los niveles de este colorante que se puedan encontrar en los alimentos son muy bajos y el riesgo es muy pequeño, señáló la Consellería, quien recomendó a los consumidores que no consuman este salsa si ya la han adquirido para no exponerse innecesariamente a sus efectos.