.

ZARAGOZA, 28 (EUROPA PRESS)

Cuatro de cada diez enfermos con Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) tardan más de seis meses en ser diagnosticados y en casos de enfermedad de Crohn, la espera se prolonga más allá del año.

La Enfermedad de Crohn y la Colitis Ulcerosa, dos de las patologías más comunes de inflamación intestinal, no cuentan con síntomas específicos que permitan identificarlas claramente y, a pesar de ser enfermedades crónicas, los pacientes alternan periodos de brote con fases de remisión sin síntomas específicos. Actualmente, existen en Aragón más de 3.000 afectados por esta enfermedad.

Según el «Libro Blanco-Macroestudio Prospectivo Delphi sobre Costes sociales y Económicos de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal (Colitis Ulcerosa y Enfermedad de Crohn)», elaborado por el gabinete de estudios sociológicos Bernard Krief, patrocinado por Faes Farma y supervisado por el Grupo Español de Estudio de Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa (GETECCU), la Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII), como la Colitis Ulcerosa y Enfermedad de Crohn, aumentará su incidencia en el año 2010 y afectará en mayor medida a los grupos de edad más jóvenes, lo que hace necesario su abordaje tanto desde el punto de vista terapéutico como social y de recursos asistenciales.