.

BARCELONA, 28 (EUROPA PRESS)

Un total de 14 mujeres esperan el nacimiento de su primer hijo tras participar en un programa de adopción de embriones sobrantes de procesos de fecundación «in vitro» que se ofrece desde hace dos meses en una clínica privada de Barcelona.

Hasta ahora se han interesado por el programa 90 parejas de toda España y también del extranjero. De ellas, 81 se encuentran ya en tratamiento o a la espera de iniciarlo y nueve han sido excluidas por contraindicaciones médicas.

Entre las 81 mujeres incluidas en el programa, que el Instituto Marqués desarrolla en la Clínica CIMA de Barcelona, 37 están esperando a iniciar el tratamiento, 30 ya lo han empezado y 14 están esperando el nacimiento de su primer hijo.

Una de las mujeres embarazadas, que lo está desde hace 14 semanas, es una catalana de 41 años de edad que espera dar a luz el próximo mes de agosto.

Los motivos que llevan a las parejas a interesarse por este programa de adopción de embriones congelados es el deseo de muchos padres de tener un nuevo hijo por haber perdido uno, víctima de accidente o de una enfermedad.

También se da en mujeres solteras o lesbianas o parejas que «ya tienen hijos y que por razones éticas se plantean esta nueva forma de paternidad para dar salida a un embrión sobrante y evitar que se use para investigar», según la responsable del programa, Olga Serra.

La novedad del programa es que da salida a embriones sobrantes de procesos de fecundación «in vitro» que permanecen congelados en los que las parejas no comunicaron explícitamente que los querían donar para ser transferidos a otras mujeres.

Entre las parejas que se han interesado por este programa destaca la alta presencia de extranjeros –una tercera parte del total– procedentes, en su mayoría, de Francia, Italia y Portugal, que conocieron la iniciativa a través de los medios de comunicación.