.

BARCELONA, 28 (EUROPA PRESS)

Un total de seis enfermos del Hospital Duran i Reynals, en L»Hospitalet de Llobregat (Barcelona), han resultado afectados de legionela. Uno de los afectados falleció el pasado sábado, un día después de que se le detectara la infección, según informó hoy la Conselleria de Salud.

Los enfermos afectados son personas inmunodeprimidas, es decir con el sistema de defensas bajas, ya que se encuentran ingresadas en este centro sanitario oncológico, situado a poca distancia del Hospital de Bellvitge.

El primer afectado es un hombre de 81 años de edad que sufre cáncer de pulmón tratado con radioterapia y que está «clínicamente estable», según Salud. Este caso fue confirmado el pasado viernes, tras presentar signos clínicos de neumonía.

El segundo caso es un hombre de 41 años con cáncer de origen desconocido, múltiples metástasis cerebrales y una enfermedad muy avanzada. Su infección fue confirmada el mismo viernes y falleció al día siguiente.

El tercer afectado es un hombre de 42 años, que sufre aplasia medular –desaparición de las células encargadas de la producción de sangre en la médula– y que actualmente se encuentra «estable», después de que la legionelosis se confirmara el pasado sábado.

Una mujer de 43 años que sufre leucemia también ha resultado afectada por este brote de legionela. Este caso fue confirmado ayer y su estado de salud también es estable, según Salud.

El quinto caso, que fue confirmado ayer, es una mujer de 75 años de edad que padece un linfoma con recaída. El último afectado es un hombre de 61 años con cáncer de pulmón, cuya infección se confirmó ayer. Ambos pacientes están estables.

Este brote tiene un origen «nosocomial» y «se da en pacientes inmunodeprimidos que con poca cantidad de legionela tienen un alto riesgo de infección», aseguró hoy la consellera de Salud, Marina Geli, quien negó que su departamento haya ocultado información.

DESINFECCIÓN DE AGUA EN EL HOSPITAL.

Tras el primer caso de legionelosis, el Hospital Duran i Reynals ha iniciado la hipercloración y desinfección del agua del centro y ha contactado con todos los pacientes dados de alta del 7 al 20 de febrero para evaluar si sufren síntomas sospechosos.

El servicio de Medicina Preventiva, Microbiología y Enfermedades Infecciosas del hospital ha realizado controles microbiológicos de los pacientes con alguna sospecha, que «resultaron positivos en cinco casos y negativos en siete más», según Salud.

NO INGRESAN NUEVOS ENFERMOS.

También se ha evitado el ingreso de nuevos pacientes, excepto enfermos no oncológicos que deben seguir tratamientos que no requieren ningún tipo de hospitalización. El hospital tampoco permite el uso de las duchas por parte de los enfermos hasta garantizar su inocuidad.

El centro, que puso los hechos en conocimiento de los comités de salud laboral, asistencial y de empresa, ha realizado hoy pruebas de laboratorio a los enfermos ingresados para descartar una infección y ha realizado cultivos ambientales que hasta el momento han dado negativos.

La Conselleria de Salud, que está investigando el origen del brote, señaló que el brote «no es comunitario», por lo que insistió que «no es necesario» que la población general y los visitantes o familiares que acudan al centro «tomen ningún tipo de medida».