.

PAMPLONA, 3 (EUROPA PRESS)

El doctor Ignacio Sánchez Nicolay, que durante tres legislaturas consecutivas presidió el Colegio de Médicos de Navarra (1980-1997), falleció esta mañana en la UCI del Hospital Virgen del Camino de Pamplona.

Mañana por la tarde se ha convocado en el Colegio de Médicos una Junta Extraordinaria donde se decidirán los actos que se celebrarán con motivo del fallecimiento por el que fuera su presidente durante diecisiete años.

Sánchez Nicolay nació el 9 de agosto de 1927 en San Sebastián. Estaba casado con la doctora Primitiva Antón y tenía seis hijos. Obtuvo la licenciatura de Medicina en la Universidad de Salamanca en 1953, donde también realizó los Cursos de Doctorado en 1954.

Trabajó durante 3 años en el Hospital del Tórax, Hospital Clínico y Hospital de San Pablo de Barcelona, especializándose en enfermedades torácicas. Posteriormente, se trasladó a Navarra y desarrolló su actividad en el ámbito rural como Médico Titular en el Valle de Erro y en Peralta.

En 1968 se incorporó como Médico Adjunto al Servicio de Medicina Interna del Hospital Virgen del Camino de Pamplona donde trabajó con el doctor Rivero Puente y en 1975 fue designado Jefe del Servicio de Medicina Intensiva, puesto que desempeñó hasta 1998.

Hombre con intenso afán docente, fue Profesor Asociado en la Cátedra del Doctor Ortiz de Landázuri y Profesor Asociado de la Especialidad de Medicina Intensiva en la Universidad de Navarra. Igualmente trabajó activamente como vocal de la Comisión Nacional de dicha especialidad en los Ministerios de Sanidad y Educación y Cultura, como vicepresidente y como presidente de la Sociedad Española de Medicina Intensiva y Unidades Coronarias.

Ha participado como experto, asesor y coordinador en docencia de Urgencias en la Universidad Pública de Navarra, en la realización del Plan de Emergencias del Gobierno de Navarra y en el Servicio Andaluz de Salud.

En 1980 se incorporó a la Presidencia del Colegio Oficial de Médicos de Navarra, cargo que desempeñó hasta 1997. El 12 de julio de 1997 accedió a la presidencia de la Organización Médica Colegial, labor que desempeñó hasta abril de 2001.

En reconocimiento a su intenso trabajo y dedicación personal y profesional, en el año 1999 el ministro de Sanidad, Romay Becaría, le impuso el emblema de Colegiado de Honor (máxima distinción colegial), en un homenaje que le tributó el Colegio de Médicos de Navarra. En diciembre de 2001 recibió la Gran Cruz de la Orden Civil de Sanidad, de manos de la entonces ministra de Sanidad, Celia Villalobos, por su aportación a la profesión médica desde las instituciones colegiales que presidió.