.

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 (EUROPA PRESS)

La insuficiencia cardiaca (IC) representa la primera causa de ingreso hospitalario en las personas mayores de 65 años, lo que supone más de 100.000 ingresos hospitalarios por esta causa al año en España, según datos de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) ofrecidos hoy en rueda de prensa en Santiago de Compostela.

Esta es la enfermedad cardiovascular de más rápido crecimiento en el mundo, adquiere incluso cifras epidémicas, debido al rápido crecimiento de la población de edad avanzada y en parte a los avances científicos que han contribuido a una supervivencia más prolongada. Se calcula que 20 millones de personas en todo el mundo padecen esta enfermedad.

En el periodo de 1980-1993 las hospitalizaciones por IC crecieron un 71 por ciento pasando de 43.000 en 1980 a 74.000 en 1993, lo que supone un aumento del 27 por ciento de las tasas de hospitalización ajustadas por edad.

Con el fin de presentar los últimos avances en diagnóstico, seguimiento, tratamiento y abordaje del paciente con IC, más de 500 especialistas se dan cita en el marco de la VII Reunión de Insuficiencia Cardiaca, que se celebra en Santiago desde ayer y hasta mañana.

Según explicó el doctor Miguel Angel González de la Puente, presidente de la SEMI, la insuficiencia cardiaca «es el prototipo de enfermedad crónica y multidisciplinar en la que confluyen diferentes patologías muy frecuentes, y que se presenta a una edad media de 78 años, con mayor prevalencia entre las mujeres».

Por su parte, Pedro Conthe, organizador de la reunión y vicepresidente segundo de la SEMI, el médico internista juega un papel clave en la atención a estos pacientes, de hecho, entre el 70 y el 80 por ciento de las personas ingresadas por insuficiencia cardiaca son tratadas por médicos de Medicina Interna.

El Grupo de Estudio de IC de la SEMI, fundado en 1997, celebra este año su séptima reunión en Santiago, tras el éxito de las ediciones anteriores. Uno de los primeros objetivos que se planteó este grupo fue definir las características de los pacientes ingresados por IC en los servicios de medicina interna españoles.