.

NUEVA YORK, 3 (EUROPA PRESS)

Un contaminante que se forma al freír, asar u hornear alimentos a altas temperaturas, presente en las patatas fritas y los productos que contienen cereales como el pan y las galletas, podría suponer un riesgo para la salud pública, advirtieron hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Las observaciones científicas han demostrado que la acrylamida, como se conoce a este elemento, causa cáncer en animales y que se forma cuando ciertos alimentos, particularmente los de origen vegetal ricos en carbohidratos y bajos en proteínas, se cocinan a temperaturas superiores a los 120 grados centígrados.

Ante el hallazgo, la OMS y la FAO exhortaron a la creación de tecnologías que disminuyan el nivel de acrylamida.

Algunas investigaciones preliminares sugieren que se pueden lograr reducciones significativas del elemento en varios alimentos, agregaron los organismos de la ONU al divulgar un informe conjunto en el que participaron 35 expertos de 15 países.