.

VALENCIA, 7 (EUROPA PRESS)

La ciudad de Valencia acogerá esta semana, entre el viernes y el próximo domingo, el I Congreso Nacional del Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad (TDA-H), organizado conjuntamente por la Asociación de Padres de Niños y Adolescentes con Déficit de Atención con o sin Hiperactividad (APNADAH), con sede en Valencia, y la Federación Española de Asociaciones para la Ayuda al Déficit de Atención e Hiperactividad (FEAADAH).

El TDA-H es el trastorno psiquiátrico más frecuente en la población infantil y afecta a uno de cada 25 niños interfiriendo negativamente en su desarrollo personal, según explicaron hoy fuentes de la organización del encuentro.

Asimismo, destacaron que durante el congreso, expertos en Neurología, Neuropediatría, Psiquiatría, Psicología y Pedagogía pondrán en común sus experiencias clínicas, presentarán los últimos avances de la investigación en las distintas áreas relacionadas con el TDA-H e informarán sobre su correcto abordaje terapéutico.

El contenido de esta reunión se centrará en cinco áreas específicas, en concreto, la familia ante los problemas de las personas con TDA-H, el abordaje farmacológico de esta enfermedad, las administraciones frente a la problemática de los TDA-H, el diagnóstico y tratamiento psicopedagógico del alumnado con TDA-H, y la importancia de un tratamiento multidisciplinar del TDA-H (medicación más terapia cognitivo-conductual) y su efecto y evolución en los aprendizajes escolares y sociales.

De este modo, se pretende facilitar las herramientas más adecuadas para la comprensión, la detección, el diagnóstico, el tratamiento y el seguimiento de este trastorno a todos los agentes profesionales y familiares involucrados en el mismo, comentaron.

El Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad (TDAH) es un trastorno psiquiátrico crónico que afecta al 5 por ciento de los niños españoles aunque es uno de los más desconocidos.

El TDAH se manifiesta en niveles de inatención, falta de concentración, actividad, distracción e impulsividad inapropiados para la edad, indicaron las mismas fuentes, que precisaron que no todos los síntomas del TDAH se dan en un niño al mismo tiempo aunque cualquiera de ellos puede provocar serios desajustes en su desarrollo social y emocional.

PROMOVER EL CONOCIMIENTO

En este sentido, señalaron que en casa, los comportamientos del niño pueden suponer conflictos constantes con unos padres que no saben cómo reaccionar, si con castigos o con permisividad, mientras que en la escuela, los niños con TDAH suelen ser juzgados por sus profesores y compañeros como rebeldes, traviesos y maleducados. Esto, sumado a sus dificultades para concentrarse o para mantenerse quietos y callados, hace que se atrasen en sus estudios y comiencen a sentirse aislados y disminuidos, lo cual agrava aún más sus síntomas, apuntaron las mismas fuentes.

Por todas estas razones, resaltaron, es fundamental promover el conocimiento del TDAH para que padres y profesores puedan adoptar las medidas más adecuadas para su tratamiento. En este sentido, la complejidad de sus síntomas hace que sea necesario un programa multidisciplinar que incluya a padres, profesores, médicos y psicólogos en todos los niveles de la terapia.

Así, teniendo esto en cuenta, se coordinan simultáneamente tratamientos de tipo farmacológico, psicológico y psicopedagógico. Cada programa debe ser diseñado según las características individuales del niño, como el sexo o la edad, y el entorno familiar y social.