.

SEVILLA, 16 (EUROPA PRESS)

Los grupos parlamentarios que integran la Comisión de Salud del Parlamento andaluz aprobaron hoy, con los votos en contra del grupo popular, una proposición no de Ley elevada por IULV-CA en la que se insta a la Junta de Andalucía a que elabore un plan que permita el suministro de cannabis con finalidades terapéuticas y bajo supervisión médica.

En concreto, la iniciativa, que contó con 12 votos a favor y 5 en contra, insta a la Junta a llevar a cabo las acciones terapéuticas necesarias para la incorporación «normalizada» de los cannabioniodes, si bien en aquellas indicaciones que estén avaladas por la evidencia científica y en el marco del arsenal terapéutico disponible en el sistema sanitario público «bajo las guías de procesos asistenciales y planes integrales».

El portavoz de Salud del grupo parlamentario IULV-CA, José Manuel Mariscal, defendió durante su alocución que existe «más evidencia científica que avala el uso terapéutico del cannabis» para aliviar el dolor provocado por determinados procesos como los oncológicos, «que el de otras sustancias que ya se vienen utilizando de forma habitual para estos procesos».

En este sentido, lamentó que el departamento que dirige Elena Salgado «siga devaluando» la propuesta catalana –a instancias del Colegio de Farmacéuticos–, de dispensar cannabis para uso terapéutico en las oficinas farmacias.

Por su parte, el diputado del PA José Calvo Poyato declaró que «si bien es cierto que el uso terapéutico del cannabis todavía sigue enfrentando a la comunidad científica, no lo es menos que que hay informaciones científicas que ponen de manifiesto que se trata de u producto con un importante valor terapéutico».

En esta línea, se refirió a un reciente estudio elaborado por un equipo de investigación de la Universidad de California «que han llegado a afirmar que el cannabis puede llegar a convertirse en la aspira del siglo XXI». Asimismo, se refirió al reciente anuncio del Gobierno británico de que suministrará cannabis en procesos post-operatorios para conocer qué grado de mitigación del dolor dispensa el cannabis.

De igual modo, la diputada socialista Raquel Serón indicó que su grupo apoya dicha iniciativa, ya que «es un debate que está en la calle y del cuál ésta Cámara no puede sustraerse y obviar».

Por contra, el diputado del PP Juan Manuel Armario sostuvo que desde su grupo no votará a favor de esta medida «hasta que no tenga la suficiente evidencia científica». Asimismo, evidenció «la falta de información suficiente» a este respecto y que «aún es necesario ampliar más la investigación básica y clínica» sobre las posibles bondades del cannabis.