.

SEVILLA, 17 (EUROPA PRESS)

La consejería de Salud ha dotado a la Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitaria de Andalucía (AETSA) con toda una batería de nuevas funciones, entre las que se encuentran, la elaboración de un «Plan de Acción sobre Terapias no Convencionales» y la de servir de «control del fraude e instrumento de información al usuario» –a través del servicio telefónico «Salud Responde»–, sobre los denominados «productos milagro» que existen actualmente en el mercado.

En rueda de prensa, la titular de la cartera de Salud explicó que estas nuevas prestaciones persiguen, de una parte, ofrecer al usuario una información «rigurosa y completa acerca de la fiabilidad de los nuevos tratamientos no convencionales emergentes como la acupuntura o la homeopatía» y, de otra, «servir de canal de información y valoración sobre los posibles riesgos o beneficios de los llamados productos milagro y sobre la publicidad engañosa». Según dijo, las valoraciones sobre los «productos milagro» se realizarán en colaboración con el Centro Andaluz de Documentación e Información de Medicamentos (CADIME).

«Si a raíz de estos informes se detecta riesgo para la salud de los ciudadanos, la Consejería de Salud adoptará las medidas necesarias, dentro del marco de competencias establecido», sostuvo Montero, quien precisó que «si se trata de casos relacionados con posibles fraudes o publicidad engañosa, se pondrá en conocimiento de los organismos competentes».

En cuanto a los plazos de ejecución de este nuevo Plan, la directora de la Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitaria, Purificación Gálvez, confió en que para el segundo semestre de este año «tengamos desarrollado el mismo», si bien precisó que, previamente, «realizaremos un análisis descriptivo sobre la situación de las terapias no convencionales existentes en Andalucía».

Así, Gálvez, quien también confió en que para el próximo mes de julio se tenga ya elaborado este análisis descriptivo, explicó que gracias al mismo «podremos saber qué centros realizan en la comunidad este tipo de terapias, garantizar la capacitación de los mismos, saber el grado de demanda que actualmente existe entre la población y ofrecer toda la información disponible a los usuarios».

En concreto, este plan pretende establecer la definición de la formación necesaria para la práctica de dichas técnicas, la regulación de los programas docentes, la habilitación de los profesionales para el ejercicio y los requisitos de instalación y funcionamiento necesarios para la autorización de centros que ofertan estas prácticas.

Con todo, Montero puntualizó que toda esta información que se difundirá a través del servicio telefónico «Salud Responde», la web de la Junta o correo postal, «nunca puede sustituir el consejo médico ni, por supuesto, la relación existente entre el profesional y el usuario». La Agencia tiene el compromiso de atender esta petición de información en un plazo medio de 15 días.

HERRAMIENTA COMPLEMENTARIA

De esta forma, reseñó que «se trata de una herramienta más, esto es, un servicio de orientación complementario qu eintenta cubrir un hueco que existe y que supondrá una importante ayuda para los ciudadanos». Aún así, subrayó que con este nuevo instrumento la comunidad autónoma «se convierte así en la primera Administración que oferta un servicio de este tipo en el conjunto del Estado».

A estos proyectos se suma, además, el buzón de participación ciudadana que se pondrá en marcha próximamente en la página web y que recogerá los temas de interés identificados por el ciudadano. Su finalidad es elaborar documentos descriptivos sobre alternativas para diagnósticos y tratamientos de un problema de salud determinado, de manera que los ciudadanos encuentren respuesta rápida a las preguntas más frecuentes.

LENGUAJE ASEQUIBLE

La AETSA se encargará también de que la información que llegue a los ciudadanos esté en un lenguaje «asequible» y desarrollará un proyecto de evaluación de las principales páginas web que aportan información sobre salud, con el objeto de orientar a los ciudadanos sobre las páginas de mayor calidad y credibilidad.

Otra de las líneas estratégicas en la que va a trabajar la AETSA se refiere al enfoque de género, a fin de proporcionar a la población femenina información de calidad sobre la seguridad y efectividad de procedimientos diagnósticos y tratamientos relacionados con distintos problemas de salud y situaciones clínicas, como el cáncer de mama, ovario y cerviz, los problemas de fertilidad o la menopausia.

Así, se elaborarán fichas de evidencia que recojan información sobre las distintas patologías o técnicas, los tratamientos existentes y los pros y contras de su uso, fichas que se difundirán en colaboración con otros organismos, como el Instituto Andaluz de la Mujer.