.

La consejera para la Igualdad indica que las familias son parte primordial para acabar con el consumo abusivo de drogas

HUELVA, 18 (EUROPA PRESS)

La consejera para la Igualdad de la Junta de Andalucía, Micaela Navarro, aseguró hoy que «no se puede culpar a la administración del consumo de alcohol y drogas en los jóvenes andaluces», ya que, según indicó, «es un problema que hay que abordarlo con los propios jóvenes y con las familias».

En declaraciones a los periodistas, Navarro dijo que «todos somos responsables en este sentido», pero reclamó «la colaboración de las familias porque quien mejor sabe a qué hora vuelven y cómo vuelven nuestros hijos son los padres».

Asimismo, subrayó que «las administraciones podemos hacer muchas normas, hacer muchas restricciones y poner muchos expedientes sancionadores, pero desde la familia se tendrán que controlar los comportamientos de los hijos para que la solución sea efectiva».

A su vez, Navarro dijo que «la colaboración ciudadana también es imprescindible, porque los jóvenes que vemos comprando en los locales de venta ilegal no serán a lo mejor nuestros hijos, pero lo pueden estar haciendo en uno de los kioscos de la calle de al lado».

Además, recalcó que «no se puede culpar solo a las administraciones, y con eso no estoy culpando a nadie, hay que colaborar si queremos controlar el consumo de drogas y alcohol», pues añadió que «es un problema que hay que abordar también con los propios jóvenes».

Sin embargo, precisó que «cuando se habla de consumo de alcohol o drogas hay que darse cuenta que en el último estudio de la Junta hay adicciones que han bajado considerablemente», aunque afirmó que «el consumo de alcohol baja, pero aumenta el consumo abusivo en determinadas edades».

En este sentido, indicó que «me preocupa que cada vez son más jóvenes, los andaluces que se inician en el consumo de alcohol y drogas de manera abusiva y ante esto tendremos que tomar entre todos las medidas más efectivas que existan, pero entre todos».