.

BARCELONA, 30 (EUROPA PRESS)

La ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, se mostró hoy «sorprendida» por la campaña que ha lanzado la Conferencia Episcopal Española dirigida a fomentar entre sus fieles el rechazo a la investigación con células madre embrionarias, tal y como plantea el Gobierno en la futura reforma de la Ley sobre Técnicas de Reproducción Asistida.

Tras clausurar un congreso sobre reducción de la mortalidad infantil en Barcelona, Salgado confesó que inicialmente fue «optimista» porque «pienso que la jerarquía eclesiástica está más cerca de los ciudadanos» y «lo creía así cuando defendimos el uso del condón y al redactar el proyecto de ley sobre reproducción asistida que permitirá la investigación con células madre en mejores condiciones».

La titular de Salud calificó de «bastante peculiar» la presentación de campañas en contra de los anticonceptivos y de la investigación con células madre, aspectos que «cuentan con un amplísimo apoyo de la sociedad», especialmente «entre algunos grupos de enfermos que ven en ello una esperanza de futuro», precisó.

Salgado, quien señaló que algunas personas católicas practicantes también apoyan el uso del preservativo y se muestran a favor de impulsar este tipo de investigaciones, consideró que la campaña presentada hoy por los obispos «se separa de lo que piensa y expresa la gran mayoría de la población» española.

«La Iglesia tiene todo el derecho de dar orientaciones a sus fieles» pero «en el ámbito de la investigación científica el Gobierno tiene la obligación para atender al bien de los ciudadanos y poner los medios para que enfermedades que no tienen cura la tengan en el futuro», advirtió la ministra.