.

PLASENCIA, 1 (EUROPA PRESS)

El coordinador de la Unidad de Sordera del Hospital Infanta Cristina de Badajoz, Germán Trinidad, manifestó hoy la necesidad de concienciar a la sociedad del problema que pueden llegar a tener los niños sordos si no se interviene adecuadamente, ya que, de entrada «no sólo tienen un problema físico, sino que pueden llegar a tenerlo psíquico, porque puede afectar a la capacidad cognitiva, a su capacidad futura para aprender».

Así lo aseguró con motivo de su participación en las Jornadas Nacionales de Actualización en Audiología que se celebran desde ayer en la ciudad de Plasencia, organizadas por la Comisión de Audiología de la Sociedad Española de Otorrinolaringología, según informa Congresos y Protocolo.

Trinidad señaló que, afortunadamente, las técnicas quirúrgicas y las innovaciones tecnológicas están permitiendo que los niños sordos se integren perfectamente y que puedan hacer una vida normal, de modo que «éstos lleguen donde quieran y donde sus capacidades cognitivas se lo permitan»·

En cuanto a la prevalencia de la sordera en España, indicó que, a pesar de que se están haciendo programas de detección precoz de la sordera, no se han analizado la casuística de cada proceso, pero «lo que sí sabemos es que hay ciertos países, o más bien, ciertas etnias donde los grupos de sordos son más frecuentes».

Estos grupos predominan, de forma un tanto especial, en personas de raza árabe y gitana, entre otros, debido a que son culturas donde la endogamia es habitual, haciendo que los defectos congénitos se hereden generación tras generación.

En Extremadura, en concreto, este hecho es más patente en las zonas de Don Benito-Villanueva, en la provincia de Badajoz, y en la de Navalmoral de la Mata-Talayuela, en la de Cáceres, donde hay mayor población de estas etnias.

En las jornadas de hoy también ha participado la coordinadora de la Unidad de Implantes Cocleares del Hospital San Pedro de Alcántara, que ha hablado de la alternativa de la cirugía para las personas que tienen problemas a la hora de ponerse audioprótesis, generalmente por problemas orgánicos.

En la región se realizan alrededor de tres operaciones de oído por semana y entre 12 y 14 implantes cocleares al año, consistiendo esta última técnica en colocar una prótesis dentro del oído interno para estimular el nervio auditivo y desencadenar así una sensación sonora.

El implante está especialmente indicado para aquellos casos de sordenas severo-profundas que ya no se benefician suficientemente de los audífonos, y que en definitiva no tienen ninguna otra manera de poder oír.

Lo ideal, en su opinión, es poder realizar estos implantes a personas que ya oigan y se han quedado sordas por una enfermedad o un accidente, o a niños que nunca han oído ni han desarrollado un lenguaje, entre los dos y los seis años de edad como máximo, para que «los niños no sólo consigan oír sino también entender».

También ha intervenido hoy el presidente de la Comisión Española de Audiología, Manuel Manrique, con una ponencia sobre las indicaciones y contraindicaciones de los audífonos, y señaló que en las personas «cuya pérdida de audición supera los 40 decibelios, los audífonos son extremadamente positivos».

Para pérdidas de audición mayores ya es necesario acudir a otro tipo de técnicas, entre ellas, los implantes cocleares y los implantes de oído medio y externo.

Por su parte, el audioprotesista, Juan Martínez Sanjosé, señaló que los nuevos audífonos digitales son mucho más eficaces y permiten una mejor audición a las personas con problemas auditivos.

Sin embargo, no todo el mundo puede acceder a ellos, ya que, España es el único país de la UE, «al menos de los 15 iniciales» que no tiene prestación social para este tipo de prótesis, «la administración sanitaria costea sólo hasta el final de la edad infantil, hasta los 16 años». Otros países con el mismo nivel de desarrollo que España e incluso inferior como Portugal y Grecia, dijo, cuentan con esta prestación con carácter universal.

Junto al reto de conseguir que la administración costee las prótesis auditivas está también el que los españoles abandonen el complejo de utilizar audífonos, algo muy normal, según dijo, en los países latinos y del Mediterráneo, en contra de lo que ocurre en los anglosajones, donde no tienen ningún problema en usarlos si los necesitan.