.

FERROL, 3 (EUROPA PRESS)

Alrededor de 1.200 niños se beneficiarán cada año del Programa para la Detección de la Sordera en el Período Neonatal, denominada hipoacusia infantil, que la Consellería de Sanidade implantará esta semana en el área sanitaria de Ferrol con el objetivo de detectar disminuciones auditivas antes de las 48 horas de vida del niño, con un diagnóstico precoz y la aplicación posterior de un tratamiento antes de los seis meses.

La administración sanitaria invertirá 18.000 euros en equipamientos para este programa, que orrerá a cargo de un grupo de trece profesionales de Enfermería de los servicios de Obstetricia y Pediatría. Además, este personal sanitario ha recibido previamente formación específica, tanto para la realización de la prueba como para facilitar información a los padres del niño, a los que se les hará entrega de un folleto explicativo.

La base de este programa es la realización de una prueba de cribado auditivo a todos los neonatos. La detección de la sordera durante la infancia es de especial importancia, ya que el desarrollo intelectual y social está relacionado a la información auditiva que llega al sistema nervioso central del niño.

La mayor parte de los déficit auditivos ya están presentes en el período neonatal, de los 0 a los 28 días. Una correcta realización del test y diagnóstico permite detectar de uno a dos casos por 1.000 recién nacidos, los que supone entre veinte y cuarenta niños al año con sordera moderada, severa o profunda.