.

LA CORUÑA, 5 (EUROPA PRESS)

La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), más conocida como «bronquitis crónica», será en diez o quince años la tercera causa de muerte en España debido al aumento del consumo de tabaco, según alertaron hoy los médicos participantes en una jornada divulgativa que se celebró en la plaza de María Pita de A Coruña para prevenir su aparición.

Bajo el lema «Dale aire a tus pulmones», en A Coruña se instaló hoy, al igual que en Madrid, Barcelona y Sevilla, una carpa para informar a la población sobre esta patología, que afecta al 9 por ciento de la población adulta española y que tiene como principal desencadenante el tabaco.

En ella, se realizaron, de manera gratuita, espirometrías, que sirven para medir el volumen de aire inspirado o espirado, en función del tiempo y que muestran gráficamente la capacidad pulmonar. También los fumadores podían cambiar cigarrillos por globos.

En rueda de prensa, el doctor Alfonso Baloira, presidente de la Sociedad Gallega de Patologías Respiratorias, recalcó que se trata de una enfermedad que «deteriora mucho la calidad de vida por la dificultad respiratoria» y aseguró también que es la causa de la pérdida de numerosas horas laborales.

CONCIENCIACION

Señaló también que los casos de EPOC aumentan «porque no se ha reducido el consumo de tabaco y porque la gente vive más años» e insistió en que puede que supere a las enfermedades cardiovasculares como causa de muerte. Por ello, instó a las administraciones a destinar más recursos para abordar este problema y a los padres a concienciar a sus hijos a que eviten el consumo de tabaco, dando ellos primero ejemplo.

Por su parte, el doctor Héctor Verea, del Complejo Hospitalario Juan Canalejo de A Coruña, afirmó que el 10 por ciento de los ingresos en este hospital son por EPOC y añadió que esta enfermedad representa el 50 por ciento de las consultas de atención especializada.

Insistió también en la importancia de acudir al médico ante los primeros síntomas, como tos o fatiga, y recalcó que se trata de una dolencia que se inicia «de forma precoz» y alcanza su grado más alto a partir de los 50 años. Indicó que hay pacientes que se ven incapacitados para moverse de una silla por los problemas de respiración y a los que se debe suministrar oxígeno. En otros, es necesario llegar al trasplante de pulmón.

En España, la mayoría de los pacientes no están diagnosticados. Tan sólo el 22 por ciento disponen de un diagnóstico y en más del 50 por ciento de los casos la prescripción se realiza cuando la enfermedad está en un estado muy avanzado. La adicción al tabaco figura a la cabeza de los factores de riesgo ya que entre el 80 y el 90 por ciento de los afectados tienen una historia previa de fumador.