.

El Instituto de Adicciones de Madrid Salud realiza el primer estudio en España sobre su valoración de los Centros de Atención

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

Tres de cada cuatro usuarios de los Centros de Atención al Drogodependiente (CADs) de Madrid aseguran que continuarán utilizando este servicio hasta el final de su tratamiento y el 92 por ciento se muestra satisfecho con la atención que recibe.

Además, la puntuación general que otorgan al servicio los propios usuarios es de 3,7 sobre 5 puntos, lo que equivale a un notable. Estos son algunos datos del estudio realizado por el Instituto de Adicciones del organismo Madrid Salud, el primero de estas características que se realiza en España.

Este estudio fue presentado hoy por el director general de Salud Pública y Drogodependencias del Ayuntamiento de Madrid, José Manuel Torrecilla, quien explicó que el objetivo del mismo «es evaluar la calidad de este servicio y el grado de satisfacción de los usuarios».

CONTESTARON 360 USUARIOS

Al cuestionario, realizado con preguntas cerradas y una duración máxima de diez minutos, han respondido 360 usuarios: consumidores de heroína en un 38 por ciento de los casos; de cocaína en el 37 por ciento y de alcohol en el 25 por ciento. Estas personas asisten regularmente a alguno de los siete equipamientos municipales especializados en el tratamiento de adicciones.

Según Torrecilla, un 33 por ciento de las personas que acuden a estos centros lleva más de 3 años en tratamiento; otro 33 por ciento entre uno y tres años; un 15 por ciento entre 6 y 12 meses; y el 20 por ciento restante entre 3 y 6 meses.

Además, un 20 por ciento de los usuarios califica la actuación general y el servicio de los CADs de «excelentes»; el 38 por ciento de «muy buenas» y el 34 por ciento de «buenas». Tan sólo el 1 por ciento le otorga una calificación de «mala» y el 7 por ciento de «regulares». La mayoría (el 73 por ciento) asegura que continuará utilizando sus servicios hasta el final del tratamiento y un 16 por ciento considera que es muy probable que así sea, mientras sólo el 1 por ciento dice que no finalizará allí su tratamiento y un 3 por ciento piensa que es poco probable.

Los usuarios de los Centros de Atención a Drogodependientes de Madrid tienen un buen concepto del equipo de profesionales que les atienden. Así, el 47 por ciento califica el número de médicos como suficiente; el 14 por ciento como bastante suficiente y el 7 por ciento como más que suficiente. Porcentajes muy similares a los expresados para los psicólogos, a los que el 49 por ciento considera suficiente, el 10 por ciento bastante suficiente y el 7 por ciento más que suficiente.

La valoración para el número de enfermeros es de suficiente en el 52 por ciento de los casos y bastante suficiente o más que suficiente en el 19 por ciento. Para los trabajadores sociales estos porcentajes son del 56 y del 16 por ciento, respectivamente.

AULA DE ACTIVIDADES

En otro orden de cosas, comentó que especialmente contentos están los usuarios con el aula de actividades y los grupos de terapia, a los que el 79 por ciento y el 75 por ciento, respectivamente, consideran de suficiente para arriba.

La amabilidad en el trato es uno de los aspectos que mejor valoran los usuarios de los CADs, con un 3,9 sobre 5 puntos. Le siguen la capacidad de escuchar y comprender del personal que los atiende y el respeto a su opinión, con un 3,6.

PERFIL DEL USUARIO

El 77 por ciento de los usuarios son hombres y el 23 por ciento mujeres. El 55 por ciento está en el paro y un 2 por ciento son estudiantes. Las edades del 25 por ciento oscilan entre los 35 y los 29 años; con un 20 por ciento figuran a continuación los que tienen entre 40 y 44 años y entre 30 y 34 años. Les siguen los mayores de 45 años con 16 por ciento. El 11 por ciento tiene entre 25 y 30 años y 7 por ciento entre 20 y 24. Los usuarios con edades entre 15 y 19 años representan tan sólo el 1 por ciento.

Por último, Torrecilla comentó que el 48 por ciento son solteros, el 17 por ciento están divorciados y el 3 por ciento viudos. Un 17 por ciento está casado y otro 17 por ciento vive en pareja. El 5 por ciento no tiene ningún tipo de estudios, el 46 por ciento ha cursado estudios primarios, el 29 por ciento cuenta con estudios secundarios, el 11 por ciento medios y el 8 por ciento superiores.