.

NUEVA YORK, 5 (EUROPA PRESS)

El próximo 7 de abril, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) celebrará el Día Mundial de la Salud, que este año está dedicado a las madres y a los niños.

Según un comunicado de la ONU, el sentido de esta conmemoración es «crear conciencia sobre la enorme cantidad de sencillas medidas de salud que pueden utilizarse para prevenir la muerte de madres y niños, que a nivel mundial alcanzan cada año a medio millón y once millones respectivamente».

En el evento, que se realizará en la sede de la OPS, participarán, entre otros, el secretario del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, Mike Leavitt, y la directora de la OPS, Mirta Roses Periago.

Con un claro llamamiento a la acción, Roses aseguró que «las sociedades y la comunidad internacional tienen en sus manos la posibilidad de cambiar hoy mismo el signo de muerte de miles de madres y niños en un signo de vida». Asimismo, agregó que «cada madre que muere determina una cadena de pérdidas: afectivas, sociales y económicas».

En el continente americano mueren 23.000 mujeres cada año por complicaciones durante el embarazo y el parto, y muchos de estos fallecimientos podrían prevenirse con asistencia médica temprana y calificada. También en la región, un niño nacido en Haití tiene 17 veces más posibilidades de morir antes de cumplir los cinco años que uno nacido en Canadá.