.

BARCELONA, 7 (EUROPA PRESS)

España es el tercer país de la Unión Europea (UE), después de Gran Bretaña y Francia, en el uso del botox, un producto autorizado hace un año por el Ministerio de Salud que ayuda a eliminar o suavizar las arrugas sin necesidad de intervenciones, señala un estudio de la Clínica Planas de Barcelona.

Hasta el momento, se han llevado a cabo un total de 36.000 tratamientos en España, según datos facilitados por los laboratorios Allergan, distribuidor de este producto en España.

Respecto al porcentaje de uso de este procedimiento, Barcelona y Madrid representan el 85% del mercado. La capital catalana se sitúa a la cabeza, con el 51% del total de tratamientos efectuados, mientras en Madrid se concentran el 34%.

El 90% de los tratamientos los solicitan las mujeres, mientras que el 10% corresponde a los hombres. El 61% de los usuarios tiene entre 35 y los 45 años, el 20% entre los 40 y 60 años y el 14% tiene más de 60 años.

El 90% de las personas que han probado el tratamiento con botox expresan su satisfacción, lo que provoca que un 70% repita esta terapia transcurrido el tiempo necesario para llevarla a cabo.