.

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Sociedad Española de Cirugía Oral y Maxilofacial, Ignacio Salmerón, recomendó hoy no utilizar «piercing» en los labios ni en la lengua porque pueden producir «daños irreversibles».

Hoy entra en vigor en la Comunidad de Madrid el decreto que fijará las exigencias higiénico-sanitarias de este tipo de establecimientos donde se requerirá a los menores un consentimiento paterno antes de someterse a esta práctica.

En declaraciones a Europa Press, el odontólogo recordó que, en general, estos adornos metálicos producen, sobre todo en el caso de ser utilizados en el labio inferior, «un traumatismo continuo sobre las encías provocando que éstas se retraigan e incluso que se pierdan los dientes», por lo que pidió la «máxima prudencia».

En el caso de ser llevados en la lengua, conllevan una serie de consecuencias, ya que, según señaló Salmerón, «la boca es una zona séptica donde se alojan muchas bacterias y los «piercing» pueden provocar una infección o desgarros en la zona lingual».

Al respecto, el odontólogo indicó que, en caso de infección, el tratamiento se realiza con antibióticos y, si es muy grave, con drenaje. «En el caso de pérdida de encía, se requiere recurrir a algún tipo de injerto para reconstruir la zona», añadió.

MÁS CONTROL

Por otra parte, Salmerón consideró «muy necesario regular y controlar» los establecimientos que se dedican a colocar los «piercing» debido al aumento de la utilización de estos adornos metálicos entre adolescentes y jóvenes en los últimos años.

En este sentido, afirmó que es «muy frecuente que los padres se enteren de que sus hijos utilizan un «piercing» en la consulta del odontólogo». «Siempre es un pequeño drama», comentó.

Asimismo, insistió en que también es «urgente» que se regulen las medidas sanitarias de estos locales ya que «no hay ninguna garantía de que estos «piercing» se pongan con técnicas estériles». Finalmente, advirtió del riesgo de contraer enfermedades graves como la hepatitis y el Sida.