.

BARCELONA, 8 (EUROPA PRESS)

Cuatro caballos «jubilados» de la Unidad Montada de la Guardia Urbana de Barcelona han sido «adoptados» por familias de la provincia de Barcelona, que se encargan de su cuidado bajo la supervisión de los servicios veterinarios del Ayuntamiento.

Según explicaron a Europa Press fuentes de la Guardia Urbana, dos de los caballos cedidos cumplían ya los 25 años, edad avanzada para estos animales que pueden llegar a vivir cerca de unos 30, y los otros dos «ya no eran aptos para el servicio», debido a sus condiciones físicas.

Uno de ellos, de 9 años, padece «importantes problemas de artrosis», enfermedad muy común en estos caballos, obligados a andar por asfalto de forma frecuente.

Más de 180 personas se habían interesado por conseguir uno de estos caballos, que finalmente han sido cedidos a familias de Sant Pere, de Arenys de Munt, El Prat de Llobregat y de Gavá (Barcelona).

Los caballos, que hasta ahora han cumplido funciones de protocolo, seguridad y representación de la ciudad, se entregan a familias que tengan conocimientos sobre cepillado, alimentación y cuidado de los mismos, además de un espacio adecuado.

No obstante, la Guardia Urbana efectúa visitas puntuales a las familias adoptivas con el fin de seguir la etapa final de la vida de los caballos y controlar a las mismas para que no utilicen los animales con fines lucrativos.