.

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

La portavoz de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), Ileana Izverniceanu, señaló hoy que la solución al problema de la vivienda en España «no pasa por reducir el número de metros cuadrados, sino de abaratar el precio del mismo mediante una política de suelo que haga que el metro cuadrado sea más económico para poder hacer viviendas dignas y asequibles para los jóvenes».

En declaraciones a Europa Press Televisión, calificó de «muy peligroso» la intención del Gobierno, expresada ayer por la ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo, de poner en marcha construcciones de vivienda de tan sólo 25 metros cuadrados, lo que supondría que «habría que llevar a cabo una modificación de las normas existentes, ya que en la actualidad una vivienda de 25 metros cuadrados se considera infravivienda, para adecuarla a un problema coyuntural».

Asimismo, destacó que la OCU apoya que se potencie la política de alquiler de pisos más económicos pero no a costa de obligar a una persona a tener que hacer su vida normal en lo que ahora se considera «infravivienda», y teniendo en cuenta que en la actualidad se considera joven a una persona hasta los 35 años de edad. «Eso no es una vivienda digna, son casas de épocas pasadas», añadió.

Además, advirtió de que la generalización de este tipo de vivienda, en un principio pensadas para que las ocupe una sola persona puede ocasionar que las familias que tengan poco nivel adquisitivo y no puedan optar a otra vivienda se decidan a vivir en este tipo de casas.

Finalmente, solicitó que si lo que pretende Trujillo es que España se asemeje a países nórdicos en soluciones ocupacionales que también lo hago en lo referente a renta, salarios y beneficios sociales. «En los países del entorno –Francia e Italia– este tipo de vivienda no existe», concluyó.