.

SEVILLA, 13 (EUROPA PRESS)

Cerca de un millón de andaluces, de los 1,6 millones que sufren las distintas variantes de alergias en la comunidad autónoma, padecerán a lo largo del mes de mayo procesos alérgicos motivadas fundamentalmente por la polinización de la gramínea y el olivo –al ser éstas las variantes más comunes en Andalucía–, según estimó hoy el presidente de la Sociedad Andaluza de Alergología e Inmunología Clínica (Alergosur), Fernando Florido.

En declaraciones a Europa Press, Florido reconoció, con todo, que este tipo de alergias tendrán una menor incidencia y aparecerán con retraso «debido a la escasez de lluvias y a la ola de frío que ha venido padeciendo la comunidad», si bien hizo un llamamiento para el cumplimiento de las terapias a seguir, «ya que la adherencia a los tratamientos farmacológicos es vital para reducir la virulencia de estos procesos».

A pesar de esta previsible menor incidencia de las alergias, dicho experto puntualizó que las predicciones «dependerán, sobre todo, de la existencia o no de lluvias», por lo que advirtió de que, «si a lo largo del mes mayo se registra escasez de lluvias, el poco polen que haya en el ambiente será a pesar de ello muy perjudicial».

En cuanto a la patología alérgica más frecuente en la comunidad autónoma, el presidente de Alergosur señaló que ésta se corresponde con la rinoconjuntivitis alérgica, con más de un 20 por ciento de la población afectada «debido a que hablamos de un trastorno crónico».

Según explicó, la rinoconjuntivitis alérgica suele ser más frecuente en la población comprendida entre los 15 y los 25 años y su aparición se debe fundamentalmente al polen, los ácaros del polvo, las esporas del moho y los epitelios existentes en animales de compañía como perros y gatos, además de caballos.

No obstante, subrayó la importancia de controlar los procesos alérgicos en niños con asma bronquial, ya que según dijo, «el 80 por ciento de esta población diana padece además alergia a causa de su asma».

PACIENTES POLIALERGICOS

Respecto a la existencia cada vez más frecuente de pacientes con varios procesos alérgicos –un extremo apuntado ya por distintos expertos en la materia–, Florido explicó a Europa Press que una de las posibles causas pueden encontrarse «en el control de las enfermedades infecciosas que hoy se realiza durante los primeros años de vida al niño», aspecto, aclaró, «que hace que su sistema inmune tenga menos experiencia y esté más inmaduro frente a cuerpos extraños».

En cuanto al consumo de fármacos para combatir las alergias, sólo en 2004 el sistema sanitario andaluz recetó la pasada primavera medicamentos por valor de 74,5 millones de euros, siendo los más prescitos los preparados oftalmológicos para afectaciones del ojo –como la rinoconjuntivitis alérgica–, los descongestionantes nasales, los antihistamínicos y los brocodilatadores.

Respecto a las distintas alergias que una persona puede desarrollar a lo largo de su vida, los expertos apuntan que la población infantil es más propensa a desarrollar alergias a los alimentos, sobre todo, a las proteínas de la leche de vaca. Con todo, en adultos también se registran casos de alergias al huevo, determinados pescados y frutos secos, además de poder presentar reacciones a determinados metales.