.

Los especialistas subrayan que los fumadores que quieren dejar el tabaco necesitan apoyo psicológico y de medicación

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 14 (EUROPA PRESS)

El doctor Carlos Jiménez Ruiz, de la Unidad de Tabaquismo de la Dirección General de Salud Pública de Madrid, indicó que el uso de fármacos «multiplica» las posibilidades de éxito para que los fumadores habituales logren superar el tabaquismo, que es «la primera causa de muerte evitable».

Jiménez Ruiz estará mañana en Santiago de Compostela para participar en un taller sobre Tabaquismo de la Jornada Científica de Neumología, que se desarrollará en el marco de las segunda edición del Salón Internacional de la Salud (SIS).

Este especialista, quien señaló que el tabaquismo es «una enfermedad crónica» y «la primera causa de muerte evitable», presentará en Santiago los datos de los estudios realizados sobre el fármaco rimonabant, que ayuda a los fumadores a dejar de fumar y a que no ganen peso.

El doctor Jiménez Ruiz explicó a Europa Press que considera «imprescindible» que un fumador que quiera y haga el esfuerzo de dejar de fumar pueda recibir un tratamiento que le ayude. Según dijo, «se pierde una oportunidad de éxito» cuando un fumador hace el esfuerzo de dejarlo y no recibe un tratamiento.

Añadió que el apoyo de un tratamiento «multiplica» las posibilidades de éxito. Como ejemplo, indicó que los estudios realizados en Europa, América y Australia sobre el uso del rimonabant, que podría estar disponible el año que viene en España, muestran una eficacia del 35 por ciento entre los fumadores que quieren dejar de fumar y toman este fármaco, frente al porcentaje del 7 por ciento de fumadores que lo consiguen sin ningún tratamiento.

CONCIENCIAR SOBRE LOS RIESGOS

Por otra parte, la especialista en Neumología y médico del servicio de Tabaquismo del Juan Canalejo de La Coruña, Ana Souto Alonso, coincidió en señalar que el tabaquismo es «una enfermedad adictiva crónica».

En declaraciones a Europa Press, esta especialista apuntó que, según su experiencia con pacientes, los fumadores «tienen conciencia de que fumar les afecta a la salud pero no le dan importancia». Consideró que es «necesario» que los fumadores, sobre todo los que se inician en la adolescencia, se «conciencien» sobre los «riesgos del tabaco».

Ana Souto aludió a que «siempre» es positivo dejar de fumar porque contribuye a evitar el riesgo de padecer enfermedades pulmonares, cardiovasculares, cáncer u otras patologías. Admitió que los fumadores con una más alta dependencia de la nicotina tiene «más posibilidades» de desarrollar enfermedades relacionadas con el tabaco y les va a costar más dejarlo».

Esta experta indicó que, durante el taller dedicado al Tabaquismo en el SIS 2005, expondrá a los profesionales sanitarios diversas cuestiones relacionadas con el diagnóstico del grado de tabaquismo en cada paciente, la motivación para dejar de fumar y los tratamientos disponibles para ayudar a un fumador que quiere dejarlo a superar la dependencia física y psicológica.

Como el doctor Jiménez Ruiz, la médico del servicio de Tabaquismo del Juan Canalejo de A Coruña defendió que cuando un fumador quiere dejar el tabaco «hay que ayudarle a reforzar su decisión y apoyarlo con medicación para evitar el síndrome de abstinencia y que supere su adicción».