.

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

La Asociación Nacional de Centrales de Compra y Servicios (Anceco) pidió hoy a la banca que devuelva las comisiones cobradas por el uso de tarjetas desde 2002, por importe de 365 millones de euros, tras valorar positivamente la resolución del Tribunal de Defensa de la Competencia (TDC) que deniega a ServiRed y 4B la autorización para fijar las tasas de intercambio.

«Si el estudio del TDC se inició en abril del 2002, lo razonable sería solicitar a la banca la devolución del diferencial de comisiones abusivas que se han pagado estos tres años», afirma Anceco.

Las centrales de compra estiman que las comisiones cobradas por las entidades financieras por el uso de tarjetas en establecimientos es de 10 millones de euros al mes, lo que supone 365 millones de euros en los tres años que han pasado desde el inicio del estudio a la resolución del TDC.

Según sus cálculos, el coste en comisiones bancarias supera los 40 millones de euros en la actualidad para el conjunto de socios de Anceco, que califica la resolución del TDC de «correcta y valiente por su posicionamiento ante la gran banca».

La asociación entiende que es necesario mantener la prudencia ante la reacción de la banca, que tiene dos meses para presentar recurso a la resolución. «La banca intentará aplazar lo máximo posible su aplicación, aunque es obvio que la situación no tiene ya marcha atrás», aventura.

Las 171 centrales de compra asociadas representan a 46.000 empresas (detallistas, mayoristas y fabricantes) de 22 sectores, con una facturación conjunta de 42.000 millones de euros, el 80% del total de la facturación de las casi 400 centrales de compra censadas actualmente en España.