.

El Hospital Clínico San Carlos reúne a especialistas nacionales e internacionales para tratar de este tipo de trastorno

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

El Servicio de Psiquiatría del Hospital Clínico San Carlos reúne durante tres días a especialistas nacionales e internacionales para abordar el trastorno límite de la personalidad y su tratamiento. Los trastornos de la personalidad y en particular el trastorno límite o borderline constituyen desviaciones de la personalidad condicionadas por la inmadurez y por la falta de desarrollo de la misma, sin ninguna enfermedad asociada como desencadenante.

En opinión del doctor José Luis Carrasco, director del curso junto con el doctor Juan José López Ibor, «los males principales que centran la atención en el campo de la psiquiatría de nuestra época no son ya los extraños «locos» de los asilos o las calles, sino fenómenos como el suicidio en los adolescentes, la violencia juvenil y doméstica, o el abuso de drogas. Estos cuadros que tanto afectan e inquietan a las familias y a la propia sociedad son, la mayoría de las veces, el resultado de trastornos mentales que denominamos trastornos de la personalidad».

El trastorno límite de la personalidad se da en un 70-80 por ciento de los jóvenes con conductas antisociales, intentos de suicidio, conductas violentas o trastornos por abuso de drogas. El origen del mismo se encuentra en disfunciones internas del equilibrio emocional y afectivo, y de la manera de integrar de forma adecuada las vivencias e información que se percibe del entorno, lo que en definitiva se puede definir como una inmadurez afectiva y de relación.

PÉRDIDA DEL AUTOCONTROL

Este desequilibrio o inmadurez interior lleva a una pérdida del autocontrol, así como del propio sentido de la identidad. Estas anomalías internas son las claves del trastorno y el objetivo a resolver para los tratamientos que pretendan ser eficaces.

En el curso internacional que se celebra en el Hospital Clínico San Carlos participan algunos de los principales expertos nacionales en el tratamiento y en la investigación de estos trastornos, y cuenta con la presencia de figuras internacionales que han sido pioneras en el desarrollo de técnicas de psicoterapia para estos pacientes.

Así, constituirán los ejes del curso las terapias centradas en la transferencia y en la movilización afectiva del inconsciente del paciente, desarrolladas por el doctor Michael Stone, de la Universidad de Nueva York, así como las terapias centradas en el enriquecimiento del mundo mental e íntimo del paciente, lideradas por el doctor Anthony Bateman, de la Universidad de Londres.