.

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

Unos 470.000 niños españoles de más de cinco años se orinan involuntariamente durante la noche, sufriendo un trastorno, la enuresis nocturna, «tremendamente frecuente y muy desconocido», según informó hoy el doctor Juan Carlos Ruiz de la Roja, del Instituto Urológico Madrileño. En Madrid el número de afectados asciende a 67.400.

El especialista destacó que en la mitad de los casos este «síntoma», que no es una enfermedad y acaba remitiendo por sí solo con el tiempo, provoca angustia en los pequeños, que «se retraen de forma importante», y no quieren asistir a campamentos o quedarse a dormir en casa de amigos para que no se rían de ellos. Además, según datos del citado centro sanitario, al 32,4 por ciento les preocupa el problema, al 16,4 por ciento les acompleja, y al 31,8 por ciento les molesta.

En cuanto a los padres de niños con enuresis nocturna, aparte de gastarse hasta 1.103 euros año en concepto de gastos como amortización del colchón y ropa de cama, así como el trabajo extra necesario para lavar la ropa, en el caso de niños que mojan la cama todos los días, muchas veces toman decisiones inadecuadas.

En este sentido, el 66 por ciento despiertan al niño para que orine, el 48,7 por ciento ponen pañales a los niños, el 55,7 les restringen las bebidas en la tarde y noche y el 19 por ciento les reprenden.

Todas estas son, a juicio del doctor Ruiz de la Roja, medidas erróneas que «nunca» deben llevarse a cabo, sino que debe debe darse a los pequeños «cariño y apoyo» y no «aterrorizarles». Otros consejos serían no darles de beber mucho líquido antes de acostarse, acostumbrarle a orinar cada dos o tres horas durante el día «para que la vejiga se desarrolle» y evitar la cafeína.

Sin embargo, según destacó este especialista, sólo el 10 por ciento de los casos reciben un tratamiento adecuado. Ruiz de la Roja señaló que los niños «no se orinan porque quieren», sino porque sufren un problema «fisiológico», y abogó por «desmitificar el hecho del factor psicológico», que considera responsable de tan sólo un 10 por ciento de los casos.

TRATAMIENTO CON HORMONAS

El especialista aseguró que el 50 por ciento de los descendientes de un padre o madre que sufrió enuresis cuando eran niños sufrirán el trastorno, porcentaje que asciende al 75 si ambos progenitores padecieron el «síntoma».

A su juicio, en el origen del problema está, en la mayoría de los casos, una producción deficiente de la hormona antidiurética ADM, lo que provoca que durante la noche se mantengan los niveles diurnos de producción de orina y que el niño moje la cama. Sin embargo, no se trata de una enfermedad, y de hecho sólo en un 1 por ciento de los casos existe una enfermedad que explique el trastorno.

Para el 90 por ciento de los casos en los que la causa no es psicológica, el doctor Ruiz de la Roja recomienda una combinación entre el tratamiento hormonal acetato de desmopresina, para reducir el nivel de orina, y un anticolinérgico como la oxibutinina. Otra posibilidad para este «síntoma» que remite por sí solo con el paso del tiempo, según este médico, es el tratamiento con antidepresivos tricíclicos como la imipramina, si bien «se emplea poco por sus efectos secundarios».

En el caso de la oxibutinina, el especialista destacó que no tiene efectos secundarios importantes aparte de una ligera sequedad. No obstante, en relación con la desmopresina, y según datos de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, puede provocar, si bien no es común, malestar estomacal, cefalea, congestión nasal, enrojecimiento de la piel, retortijones y dolor en la zona externa de los genitales (en las mujeres).