.

ELCHE (ALICANTE), 23 (EUROPA PRESS)

Juan Luis Castejón, profesor de la Universidad de Alicante y experto en motivación, que participó hoy en el Congreso de Atención a la Diversidad, que se celebra en Elche (Alicante), aseguró hoy que un niño superdotado puede tener fracaso escolar «si no se le identifica y se le proporciona la motivación necesaria», según informaron hoy fuentes de la organización de las jornadas.

Así lo expuso Castejón en su ponencia «La motivación de los alumnos con necesidades especiales de aprendizaje», en la que destacó que en el caso de los niños potencialmente superdotados hay que diagnosticarlos «adecuadamente para poder ofrecerles una respuesta educativa adecuada como por ejemplo, motivarlo en aquellos temas que sean de su interés y negociar con él el resto».

El III Congreso Nacional de Atención a la Diversidad trató este sábado las necesidades especiales de los niños con inteligencias múltiples y talentos específicos y la motivación. Durante la jornada de hoy, María Dolores Prieto, catedrática de Psicología de la Educación de la Universidad de Murcia, pronunció una ponencia sobre «Inteligencias Múltiples y Talentos Específicos».

Esta profesora aportó los datos de una investigación desarrollada durante dos años en un colegio público ilicitano, Hispanidad, y los colegios públicos de Murcia. Se trataba de identificar los alumnos con talentos específicos, aquellos con deficiencias y los considerados como «normales».

Según los datos de su trabajo, en cada aula hay un 1,2 por ciento de niños con talentos específicos, niños normales pero que destacan en un área, sobre todo en la verbal y en la lógico-matemática; el 1 por ciento son superdotados; mientras que el resto son normales o con discapacidades. Sin embargo, esta experta afirma «un niño deficiente puede poseer un talento específico en un área concreta».

Los profesores Prieto y Castejón se mostraron reacios ante la «aceleración de curso» de los superdotados, puesto que, aunque actualmente se está aplicando en Canarias y parece que los resultados están siendo positivos, «en general se está detectando una desmotivación en la escuela, en España y en todo el mundo, las causas son muy complejas e intervienen muchos factores», indicó Castejón.

Por su parte, la profesora Prieto explicó que estos niños «pueden aburrirse en el aula, pueden volverse agresivos, desinteresarse por lo que se está tratando e incluso oponerse al sistema», por lo que reclamó «adecuar la educación a esta diversidad».