Rojas-Marcos dice que la burocratización y el tratamiento del paciente «como un número» está provocando su desconfianza

Una experta sostiene que «de cada 100 horas que se dedican al cuidado de ancianos crónicos, sólo 12 horas la dispensan sanitarios»

SEVILLA, 25 (EUROPA PRESS)

El profesor de Psiquiatría de Nueva York (EEUU) y miembro de la Academia de Medicina de la misma ciudad Luis Rojas-Marcos afirmó hoy en Sevilla que tanto el «exceso de burocracia» en el sistema sanitario, como el volumen de trabajo al que se ven sometidos los profesionales sanitarios está provocando «que a menudo el paciente sea considerado como un mero número», un aspecto que, a su entender, está provocando entre otros factores «la desconfianza entre el médico y el paciente».

Durante su conferencia en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla sobre las expectativas e incertidumbres de la sociedad en la medicina actual, Rojas-Marcos puntualizó, con todo, que esta «desconfianza» se registra con un mayor énfasis «en EEUU que en otros países de la UE», debido a la existencia de «abogados que permanecen en los centros hospitalarios a la espera de que algún usuario no se muestre satisfecho con la asistencia que ha recibido y quiera por ello demandar al hospital».

En la misma línea, explicó que este «aumento de la desconfianza» en la relación médico-paciente se debe, igualmente, «a la falta de humanismo que existe en general en los sistemas sanitarios», una argumentación que el prestigioso psiquiatra neoyorquino señaló «se ve muy clara en la reticencias que los profesionales muestran a la hora de tratar el dolor».

Asimismo, declaró que este «distanciamiento del médico» también se produce cuando un paciente terminal está próximo a la muerte, ya que, según apuntó, «está demostrado que los pacientes terminales reciben menos visitas del médico y el enfermero», si bien reconoció que esta ausencia «también se da incluso entre los familiares del paciente».

Según expuso, «ese final –la muerte– pone a prueba el humanismo existente en un sistema de salud determinado». Por ello, abogó por que el facultativo que diagnostica una enfermedad «como un cáncer, le incentive diciéndole que van a trabajar juntos, médico y paciente, para mejorar su estado y si es posible curar su enfermedad».

Al hilo de ello, instó por un cambio en estas relaciones médico-paciente y por fomentar «aún más el humanismo entre los médicos», puesto que, según argumentó, «si bien hoy vivimos mejor, nos sentimos por contra peor».

«NO SE TOCA NI DIALOGA CON LOS ENFERMOS»

De igual forma, achacó esta falta de entendimiento «a la incorporación de las nuevas tecnologías al servicio de la medicina y al avance de la farmacología», de las que dijo, «aunque son muy importantes para el avance de los tratamientos y las curas, está provocando también que los médicos se limiten a ver los resultados de sus pruebas y no toquen y conversen más con sus pacientes».

Por su parte, la catedrática de Sociología y doctora en Ciencias Políticas y Económicas del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) María Angeles Duran Heras, quien también disertó sobre estas cuestiones en el Hospital Virgen del Rocío, apuntó que «de cada cien horas que se dedican al cuidado de los pacientes ancianos crónicos, 12 horas corresponden a los cuidados que dispensan los profesionales sanitarios, mientras que el resto recae en personal no sanitarios, principalmente los propios familiares».

Durán Heras indicó que en el cuidado de los enfermos crónicos mayores de 65 años, «el tratamiento de todas las enfermedades degenerativas está recayendo en la familia», algo que, en su opinión, «está haciendo que el modelo tradicional de familia en que se basaba el modelo sanitario desaparezca, ya que se está gestando una rebelión social contra ese tipo de sanidad que está basada en la cantidad infinita de cuidados que prestan los propios familiares a sus enfermos».

En cuanto al capítulo de apertura de nuevos servicios y prestaciones sanitarias, señaló que «si por ejemplo queremos poner más unidades de Cuidados Paliativos o abrir nuevos servicios, éstos deben de estar dotados de más personal y medios».

MERMA DE LA ASISTENCIA SANITARIA

Además, se refirió al coste económico de la sanidad en general, indicando que «si no se dedican más recursos a la sanidad, para el 2050 la población mayor de 80 años se habrá triplicado», un incremento poblacional que supondrá en materia de prestaciones sanitaria que «sólo le podremos ofrecer la tercera parte de lo que le ofrecemos ahora».

Por último, concluyó que frente a las nuevas exigencia que plantea la sociedad en materia sanitaria «los recursos que dedicamos se mantienen estables».

Quienes duermen bien tienen un riesgo de insuficiencia cardíaca mucho menor

Los adultos con los patrones de sueño más saludables tenían un riesgo 42% menor de insuficiencia cardíaca en un nuevo estudio, independientemente de otros...

Bombas de agua: ¿cuál escoger?

Las bombas de agua pueden ser de gran ayuda en multitud de ocasiones y se convierten una herramienta de gran utilidad en casa, en...

Jardín orientado, tradición y esoterismo

La orientación de un jardín es un factor importante para garantizar el crecimiento de determinadas plantas sometidas a los vientos locales, a las humedades...

Diabetes del gato, la dedicación más dulce

Los gatos domésticos sufren la diabetes como los humanos. Aunque nos cueste creerlo, las complicaciones de salud que surgen alrededor de esa dolencia y...

Couland de chocolate negro, delicatessen total

Hoy proponemos en nuestra receta de cocina un postre exótico, atractivo, laborioso de confeccionar, pero entretenido de montar. Un couland de chocolate negro con...

Causas de un ladrido excesivo

A la mayoría de los propietarios de perros, sobre todo aquellos que viven en casas, les interesa que sus perros ladren ante la presencia...