.

BARCELONA, 26 (EUROPA PRESS)

Un grupo de investigadores del Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (IDIBAPS) de Barcelona ha creado una nueva estrategia simplificada que permite identificar las formas hereditarias de cáncer colorectal no asociado a poliposis en casi cualquier centro hospitalario.

El trabajo, que se publicará mañana en la revista «Jama», ha contado con la colaboración de los doctores Antoni Castells, Montserrat Andreu y Virginia Piñol.

El cáncer colorectal hereditario no asociado a poliposis, también conocido como Síndrome de Lynch, es una enfermedad poco frecuente –representa entre el 1% y el 3% de todos los cánceres colorectales–. A pesar de ello, puede tener consecuencias muy graves para la descendencia de los pacientes que la sufren si no se diagnostica correctamente.

El estudio se basa en muestras de tejido de 1.222 pacientes con cáncer colorectal que procedían de 25 hospitales nacionales, de los que el 1% presentaban la modalidad hereditaria de la patología. Los autores del informe aseguran que el 50% de la descendencia de los afectados también sufrirá esta patología.

Según los investigadores, para identificar con certeza los cánceres hereditarios, los hospitales debían usar técnicas de genética molecular, metodologías que no están al alcance de todos los centros.

El grupo de investigadores del IDIBAPS aplicaron por primera vez los llamados «Criterios Revisados de Bethesda» del National Cancer Institute americano. Se trata de una guía para identificar a los pacientes con riesgo de sufrir la forma hereditaria del cáncer, que requieren una evaluación específica.

El estudio demuestra que si se aplican estos criterios y se combinan con unas sencillas técnicas inmunohistoquímicas asequibles para casi cualquier centro hospitalario, se pueden detectar todos los casos de cáncer colorectal hereditario no asociado a poliposis.