.

Más de 250 profesores se reúnen en Santander hasta el sábado en el XII Congreso de Psicología de la Infancia y de la Adolescencia

SANTANDER, 28 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Asociación Nacional de Psicología de la Infancia y de la Adolescencia (INFAD), Florencio Vicente, apostó hoy por «dar» a los niños y jóvenes «unas normas sobre valores» y, en este sentido, incidió en que hay «muchos padres angustiados» y que «no saben cómo actuar» por el miedo de «traumatizar a su hijo».

Así lo indicaron hoy en rueda de prensa Vicente y José María del Barrio, profesor titular de la Universidad de Cantabria (UC), quienes ostentan la Presidencia del XII Congreso de Psicología de la Infancia y de la Adolescencia que, bajo el epígrafe «Nuevo contexto psicológico en educación. Dando respuestas», se celebra hasta el sábado en Santander.

El Congreso fue oficialmente inaugurado hoy bajo la presidencia de diversas autoridades regionales, como el rector de la Universidad de Cantabria, Federico Gutiérrez-Solana, el presidente del Parlamento regional, Miguel Ángel Palacio, el delegado del Gobierno en Cantabria, Agustín Ibáñez, y la consejera de Educación, Rosa Eva Díaz Tezanos.

El máximo representante de INFAD defendió que «hay que poner normas» y «enseñar a los niños a respetar» porque «el valor universal del respeto debe prevalecer». Como solución, indicó que el «papel fundamental» de los educadores y las familias debe estar en la «reflexión» para «identificar situaciones anómalas» y, sobre todo, «en el diálogo».

Destacó que, en la actualidad, en el ámbito educativo, se está produciendo «un importante cambio», ante el cual, a sus ojos, «hay dos posiciones, de alarmismo o de confianza en la adaptabilidad». Vicente manifestó ser partidario de esta última opción «pues el ser humano se adapta muy bien a las nuevas situaciones», recalcó.

Con todo, lamentó la «falta del diálogo» de hoy en las familias que «ya no comentan las situaciones» de manera que «ahora lo que se hace es llegar a casa, coger el mando y ponerse al «zapping»», remachó.

Por otro lado, apuntó a la disminución del índice de natalidad y a la incorporación de ambos progenitores al mercado laboral, circunstancias por las que, según dijo, «el mundo de la socialización» de los jóvenes «ha cambiado».

En relación con esta idea, se refirió a «nuevos fenómenos» y «problemas» que tienen que afrontar las familias y los educadores, entre los que hizo hincapié en el alto índice de fracaso escolar, la agresividad en las aulas ó «bulling» o los trastornos alimentarios.

MASIFICACIÓN Y PSICOLOGIZACIÓN

Este especialista remachó otras «realidades» actuales como la «masificación» y la «psicologización» entre los menores. Así, aseveró que, pese a haber descendido el número de alumnos en las aulas, antes «había menos gente que estudiaba».

«Eso lo que quiere decir es que el proceso de escolarización y el nivel de demanda de formación son mayores», precisó el presidente de INFAD, quien ejemplificó diciendo que «hace 40 ó 50 años la gente mayoritariamente sólo tenía estudios primarios».

Asimismo, hizo una llamada de atención sobre la «psicologización» progresiva del entorno de niños y adolescentes, y denunció la generalización de «palabras como trauma, complejo, qué hacer, angustia…» entre los padres, quienes, a su entender, se centran «en no decir a sus hijos nada para que no se vayan a traumatizar».

Como contrapartida, abogó por que al niño se le deje claro que «esto no se puede hacer» y se le den «unas normas». «A las 00.00 horas, un hijo no puede poner a todo volumen su CD, y eso hay que explicárselo», sentenció Vicente, quien insistió en que «hay que dar normas sobre valores» para «no crear a personas inadaptadas».