.

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Sanidad y Consumo elaborará este año un Libro Blanco sobre Accidentes Infantiles, y desarrollará una campaña sobre prevención de siniestros en el hogar, ya que es el lugar más frecuente de producción de accidentes entre los menores de cuatro años.

El departamento que dirige Elena Salgado acogió ayer y hoy la reunión anual de la Alianza Europea sobre Seguridad Infantil, una iniciativa de la Asociación Europea para la Seguridad del Consumidor para avanzar en la prevención de lesiones en la infancia en Europa.

La Alianza Europea sobre Seguridad Infantil coordina las actividades de las organizaciones nacionales e internacionales relacionadas con la prevención de accidentes en la infancia. Esta coordinación sirve para estimular la búsqueda y aplicación de políticas adecuadas en los diferentes países, así como para establecer una red de comunicación para compartir información, programas efectivos y las mejores prácticas que se realicen en Europa.

Para conseguir estos objetivos, la Alianza desarrolla actividades que incluyen estudios de investigación en accidentes en la infancia y la publicación de comunicaciones y recomendaciones que contribuyan a mejorar la calidad de vida de los niños.

Los accidentes representan hoy día uno de los principales problemas de salud pública en los países desarrollados, adquiriendo un papel preponderante durante la infancia, adolescencia y juventud. De hecho, junto con las enfermedades cardiovasculares, las del sistema respiratorio y digestivo y los tumores, las lesiones por causas externas representan, desde hace ya muchos años, una de las cinco causas más frecuente de muerte para nuestra población. Dentro de este grupo de causas externas, las lesiones ocurridas durante accidentes de tráfico representan la mayoría de las lesiones mortales, seguidas por los suicidios, las lesiones resultantes de caídas, los ahogamientos, envenenamientos y homicidios.

En 2002, las lesiones por causa externa fueron la causa de muerte para 15.931 españoles, siendo la quinta causa de mortalidad para el conjunto de la población española. Esta posición global, ya de por si relevante, es aún más significativa al ver la distribución por edad de las víctimas, ya que las lesiones por causas externas representaron la primera causa de muerte en el grupo de edad de 1 a 18 años.

En relación con los accidentes domésticos, y según el último estudio publicado por el Instituto Nacional de Consumo en el año 2003, 4,58 personas de cada 100 sufrieron un accidente doméstico o de ocio. El 37,63% de los accidentes detectados se produjeron en menores de 24 años (el 30,3% en el caso de las chicas y el 47,3% en el caso de los chicos).