.

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

La meditación, empleada como método de relajación, ralentiza el envejecimiento y reduce las tasas de mortalidad, según se desprende de las conclusiones de un estudio del Centro de Medicina Natural y Prevención de Estados Unidos, al que tuvo acceso Europa Press.

Los responsables de la investigación evaluaron a 202 hombres y mujeres con una edad media de 71 años, que tenían niveles ligeramente elevados de presión arterial. Los sujetos participaron en un «Programa de Meditación Transcendental» en el que se incluían técnicas de conducta para conseguir la relajación muscular progresiva o ejercitar la mente en blanco, así como educación sobre la salud. El estudio siguió a los sujetos durante 18 años.

Los científicos descubrieron que, comparados con los pacientes que no siguieron el programa, el grupo de personas que se beneficiaron de la meditación mostraban reducciones del 23 por ciento en la tasa de mortalidad por cualquier causa, un 30 por ciento en muerte por enfermedad cardiovascular y un 49 por ciento en muerte por cáncer.

En consecuencia, según destaca Robert Schneider, autor principal del estudio, que acaba de publicarse en el «American Journal of Cardiology», la meditación reduce los riesgos de enfermedad cardiaca y otros trastornos crónicos como hipertensión, tabaquismo, estrés psicológico, hormonal, colesterol dañino y aterosclerosis.

Así, Schneider explica que los efectos de la meditación ralentizan el proceso de envejecimiento y promueven reducciones a largo plazo en las tasas de mortalidad.

Según los expertos, la meditación trascendental produce un estado de descanso y relajación superior al del sueño profundo y al de otras técnicas de meditación o relajación.