.

BARCELONA, 10 (EUROPA PRESS)

El jefe de Dermatología del Hospital de Bellvitge, Jordi Peyri, denunció hoy que las cabinas de rayos UVA incumplen la normativa y suponen un riesgo «muy elevado» para el usuario de padecer cáncer de piel.

Durante una conferencia en el marco de las Jornadas de Actualidad Científica, este especialista aseguró que supone «un factor de riesgo sobre todo entre los jóvenes menores de 30 años», teniendo en cuenta además que la normativa que se elaboró hace un año «no se cumple».

«Las cabinas de UVA que tenemos en los hospitales son carísimas», aseguró, por lo que se preguntó «cómo pueden mantener las empresas estos aparatos si ni siquiera puede hacerlo la red pública».

Peyri explicó que las cabinas de UVA «no están acondicionadas» como exige la normativa, ya que las lámparas «tienen que cambiarse muy a menudo», y «cuando entras allí no sabes qué radiaciones recibes». «Una radicación ha de estar muy controlada porque el riesgo es altísimo», añadió.

El responsable de Dermatología del Hospital de Bellvitge quiso dejar claro que «no hay que dramatizar» con el cáncer de piel porque «no mata, aunque puede destruir». No obstante, distinguió entre el carcinoma y el melanoma.

El primero, que se produce por dosis acumulativas de sol, se puede tratar con tratamientos «sencillos y poco agresivos», como la electroterapia, e «incluso con cremas». Insistió en la necesidad de detectar a tiempo el carcinoma porque se trata de «un cáncer incipiente».

AUMENTA EL MELANOMA

Respecto al melanoma, explicó que, aunque es menos frecuente que el anterior, ha ido en aumento y provoca la muerte en un 15% de los casos. Para tratar el melanoma, que se produce «por dosis intensas e intermitentes de sol», es indispensable la cirugía, según dijo.

Ante el incremento de casos de melanoma, Peyri insistió en que se deben controlar las pecas, su tamaño, color y simetría, para detectar cuanto antes un posible caso.

Con la llegada del verano, este experto recomendó a la población que utilice protector solar, evite la exposición al mediodía, se cubra con un gorro o sombrilla y lleve gafas de sol.