.

Un experto «desmitifica» la responsabilidad de las mochilas escolares porque pueden ser «beneficiosas» si se llevan bien

VALENCIA, 13 (EUROPA PRESS)

Un seis por ciento de los niños de 10 años y más de la mitad de los adolescentes que superan los 14 años se ha quejado en alguna ocasión de dolor de espalda, según explicó en Valencia el vicepresidente de la Sociedad de Puericultura de la Comunidad Valencia, Joaquín Ybarra, en la rueda de prensa de presentación de la mesa redonda «La mochila y el mobiliario: ¿qué opina la espalda del niño en edad escolar?», que se celebrará el próximo 24 de mayo en el Colegio de Médicos de esta ciudad organizada por la Sociedad de Puericultura en colaboración con FAPA y la institución colegial.

Este experto aseguró que estudios recientes indican que cada vez hay más niños con dolor de espalda por causas especialmente «mecánicas» como el mayor sedentarismo, el mal descanso en la cama, las cargas de peso, adopción de posturas anómalas o falta de preparación y calentamiento antes de practicar deportes, que además son progresivamente «más exagerados». El principal problema de espalda de los jóvenes es la escoliosis, una patología que es heredada en un 80 por ciento.

En este sentido, el especialista en traumatología y ortopedia José Ricardo Ebri, que en 1999-2000 realizó un estudio entre 1.375 alumnos de la Comunidad Valenciana de centros públicos, privados, rurales y situados en ciudad, quiso «desmitificar» la responsabilidad de las mochilas escolares ya que cree que pueden ser «beneficiosas» si se usan bien y están correctamente llevadas, estructuradas y revisadas diariamente por los padres.

Ebri explicó que, de acuerdo con los datos de su estudio, una mochila puede pesar como media de siete a 12,5 kilogramos y se utiliza durante unos 10 minutos. Este tipo de bolsas, dijo, «sería mala» si los niños anduvieran distancias largas con ella y durante mucho tiempo. Sin embargo, actualmente «casi nadie camina más de 15 minutos», señaló, y los padres y los niños no se quejan cuando sus hijos cargan peso a sus espaldas durante marchas, por ejemplo, en acampadas.

Así, explicó que de acuerdo con su estudio, la mayoría de las mochilas analizadas no reunía las cualidades necesarias pero lamentó que muchas veces se busca el «diseño» o la «marca». Por ello, consideró necesario que, ya que la espalda de un niño puede medir entre los 33 y los 55 centímetros, se adecue cada bolsa a la edad sin pensar en el momento de la compra que dure para toda la etapa escolar.

Además, subrayó que hoy en día los alumnos llevan las mochilas «caídas» cuando se deben «graduar». En todo caso, se mostró más favorable a estas utensilios antes que a los carritos porque las muñecas de los niños «no están preparadas» para ellos como tampoco lo están ni las aceras ni las entradas y salidas de los colegios.

MOBILIARIO

Este especialista señaló que el 80 por ciento de los adultos tiene problemas de espalda, de lumbares y cervicales, que constituyen uno de los motivos de baja laboral más frecuentes. Por ello, subrayó la importancia de vigilar la etapa de la adolescencia que es cuando se forma la columna y en la que los estudiantes pasan más horas delante de los pupitres y el mobiliario doméstico.

En este sentido, aseguró que el 90 por ciento de la posición de los muebles modernos –utilizados para teclados o videoconsolas– es «inadecuada» mientras que en el mobiliario escolar no se tiene en cuenta que en los últimos 50 años los niños han experimentado un aumento de talla que se sitúa en unos 12 centímetros. Así, dijo que las aulas, por ejemplo, de las Universidad son la mayoría para oyentes por lo que se termina adoptando posturas «extrañas» para escribir, y no se cuenta con mesas para zurdos.

En cuanto al ámbito doméstico, señaló que se da «muy poca importancia» a los colchones cuando los niños pasan en ellos entre ocho y nueve horas y a la necesidad de calentar antes de practicar deporte. Este experto planteó la necesidad de «adecuar» el ejercicio físico a la idoneidad de cada niño porque, entre otras razones, el 35 por ciento de los escolares sufre un acortamiento de los extensores de las piernas.

Ebri anunció que está realizando un estudio sobre los problemas de espalda de los jóvenes miembros de las bandas de música en la Comunidad ya que a su consulta acuden adolescentes que presentan tendinitis o lesiones de hombro y espalda como consecuencia de las posturas que adoptan al tocar los instrumentos.