.

VALENCIA, 18 (EUROPA PRESS)

Cada año se diagnostican más de 16.000 nuevos casos de cáncer en la Comunidad Valenciana, la mayoría de ellos de pulmón y de mama, que provocan 9.609 muertes anuales, de las que el 63,5 por ciento corresponde hombres y el 36,5 por ciento a mujeres.

Los expertos destacan la importancia del diagnóstico precoz y la prevención primaria a través de hábitos de vida saludables para reducir la incidencia de esta enfermedad, según indicaron hoy varios especialistas en la rueda de prensa de presentación de la Campaña de Cuestación de la Junta Asociada Provincial de Valenciana, que se celebra mañana.

En el caso de los cánceres de pulmón, 1.830 diagnosticados al año en la Comunidad, el 70 por ciento se puede curar si se logran operar en los estadios iniciales de la enfermedad, y se haría además con una sección del órgano reducida. Este tipo de cáncer es «uno de los peores» y «más malignos» ya que prácticamente el 50 por ciento no es operable porque cuando se presentan los síntomas o se retrasa el diagnóstico está ya en un estado avanzado, según indicó el jefe del Servicio de Cirugía Torácica del Hospital Clínico de Valencia, Vicente Tarazona.

Según los datos facilitados, anualmente se diagnostican 1.349 nuevos casos de cáncer de mama en la Comunidad, con una mortalidad de 574 mujeres; 1.258 de colon y recto, con 869 fallecimientos; 1.035 de próstata, con una mortalidad de 444 hombres y 1.830 de cáncer de pulmón, con 1.690 defunciones. El doctor Tarazona señaló que el pasado año operaron en el Hospital Clínico a 120 enfermos de cáncer de pulmón «primitivo» y a 320 en los cuatro centros que cuentan en la Comunidad Valenciana con servicios de cirugía torácica, una pequeña parte del total de diagnósticos.

Destacó el problema que se presenta porque además de ser uno de los «peores», en más del 90 por ciento de los supuestos son personas fumadoras que padecen alguna insuficiencia respiratoria o broncopatía y mientras que con un riñón o un trozo menos de estomágo se puede vivir bien, el pulmón es «un órgano fundamental y se vive bien con uno solo si el otro es sano» y no tiene ninguna patología adicional.

Según indicó Tarazona, a la mayoría de los enfermos se les diagnostica el cáncer cuando se encuentra en un estadio «3b», es decir, cuando ya hay ganglios y se debe realizar una cirugía de alto riesgo y una sección mayor. Si se combina la cirugía con la radioterapia, el 20 por ciento de los pacientes se puede salvar. En cambio, en un estadio «4» que implica la aparición de metástasis, «muy poco se puede hacer».

Este especialista explicó que hacia 1965, entre el siete y el ocho por ciento de los cánceres de pulmón se curaba y hoy la cifra en general se encuentra entre el 10 y el 13 por ciento. En estos casos, dijo, se lucha tanto contra el diagnóstico tardío como contra las bronquiopatías obstructivas crónicas por lo que se necesita un «enorme esfuerzo de los médicos, hospitales y administración para obtener un resultado que no es excesivamente favorable pero que se podría mejorar con detección precoz y hábitos de vida saludables».

DIAGNOSTICO PRECOZ

En este sentido, el jefe del Servicio de Cirugía del IVO, el doctor Carlos Vázquez, habló sobre el cáncer de mama, «muy prevalente en nuestro medio», donde las campañas de diagnóstico precoz «están funcionando» porque desde hace tres o cuatro años se está mejorando la supervivencia de las afectadas en España.

Aunque señaló que no se sabe cómo se produce, el IVO está desarrollando una línea de investigación en la que han comprobado que la mutación de algunos oncogenes incide «significativamente» en un deterioro en el pronóstico. Estos oncogenes ya pueden bloquearse por algunso fármacos diseñados específicamente para ello. Esta línea, dijo, «promete nuevos estudios para que el tratamiento con estos fármacos pueda contribuir a mejorar la supervivencia no sólo en la aprte de diagnóstico precoz sino en el tratamiento específico».

En relación con la acción terapéutica frente a este tipo de cáncer, señaló que los cirujanos son cada vez «más minimalistas» y no extiroan completamente la mama cuando la enfermedad se encuentra en estadios iniciales.

Otro de los especialistas, el doctor José María Martín Moreno, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universitat de València y consejero de la OMS, indicó que se prevé que en 2020 haya 15 millones de personas afectadas de cáncer en todo el mundo si siguen los mismos habitos de vida y el consumo de tabaco. Según este experto, actualmente es posible prevenir un tercio de los cánceres y curar otro tercio si se diagnostica a tiempo. En los supuestos restantes, se puede aliviar el sufrimiento y tratarse mejor.

En este sentido, el doctor Antonio Llombart, catedrático de Anatomía Patológica y vicepresidente del Consejo ejecutivo del IVO, indicó que los datos son negativos pero se «pueden ver con cierto grado de optimismo» y si se tiene en cuenta que los dos pilares básicos son la detección precoz y la investigación. Así, señaló que si hace 50 años, con 30 millones de habitantes, en España se diagnosticaban 24.350 cánceres al año, hoy en día se ven más de 170.000, cinco veces más.