.

BARCELONA, 18 (EUROPA PRESS)

Los hospitales españoles han practicado más de 37.000 trasplantes de riñón desde que hace 40 años un equipo del Hospital Clínic de Barcelona efectuara con éxito el primer trasplante renal en el país. En este centro, un total de 2.700 personas han recibido un nuevo riñon desde 1965.

Durante la conmemoración del 40 aniversario del primer trasplante de riñón que se practicó en España, los doctores Josep Maria Gil-Vernet y Antonio Caralps recibieron hoy un homenaje en el centro y destacaron los obstáculos, tanto éticos como religiosos, con que se encontraron en un principio.

En su intervención, Gil-Vernet explicó que a principios de 1963 los doctores Caralps y Losina «me propusieron transplantar riñones en humanos». «Empezamos a investigar la conservación de órganos y después experimentamos la cirugía en animales en el Parque Municipal de Barcelona», señaló.

Este especialista destacó que, tras dos años de intervenciones exitosas en animales, se procedió a practicar un primer transplante renal en un humano y, en la actualidad, «su riñón funciona con normalidad».

Los dos expertos explicaron que, a raíz de esta operación, se encontraron con numerosas trabas. De hecho, se publicaron artículos elaborados por especialistas contra los trasplantes. Los doctores que lideraron el equipo que practicó el trasplante llegaron incluso a afrontar un juicio por apropiación indebida de órganos.

Según el doctor Caralps, «nos encontramos con mucha oposición, mucha crítica de la sociedad y del estamento médico en general porque se consideraba poco ético utilizar cadáveres para efectuar trasplantes, pero pensamos que podía funcionar y acertamos, tal y como se ha demostrado en el futuro».

Gil-Vernet lamentó que en España la investigación quirúrgica «no ha recibido apoyo institucional» y «ya va siendo hora de que sea reconocida». No obstante, en 1966 el Gobierno firmó un acuerdo con el Hospital Clínic para facilitar la práctica de trasplantes de riñón en el centro.

Los líderes del equipo que practicó el primer trasplante recordaron que hay enfermos que llevan 26 años trasplantados y uno, incluso, que vive 36 años después de haber recibido el riñón de su hermano.

El primer trasplante de donante de vivo se hizo en 1975. Uno de los primeros pacientes, Federico Caballero, que actualmente tiene 78 años, explicó que se encuentra «bastante bien», aunque «tengo efectos secundarios, como una osteoporosis muy fuerte o dolores musculares en las piernas, pero es lógico».

«La vida me cambió de forma extraordinaria porque antes de la operación llevaba un año y medio de hemodiálisis, que es muy duro», explicó. Tras la intervención, su calidad de vida pasó a ser «estupenda» y «podía comer de todo». Además, «me dijeron que podría vivir muchos años y así está siendo», concluyó.