.

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

Las alergias son responsables de más de cien muertes producidas cada año en accidentes de tráfico, según estimaciones del Instituto Mapfre de Seguridad Vial, que recomienda a los conductores alérgicos la adopción de una serie de medidas para evitar sufrir accidentes.

El análisis del Instituto Mapfre de Seguridad Vial indica que el picor o cosquilleo en la nariz que provoca la alergia produce más de cinco estornudos por minuto. Teniendo en cuenta que cada estornudo equivale a un intervalo de tiempo de entre dos y tres segundos, en una sucesión de veinte estornudos un coche que circule a 120 kilómetros por hora recorre 660 metros aproximadamente sin control por parte del conductor.

Asimismo, determinados fármacos antialérgicos provocan que el conductor tarde más tiempo de lo normal en tomar una decisión en la carretera, al verse afectada la capacidad de razonar y de memorizar. Por ello, el automovilista debe solicitar información precisa al médico, ya que menos del 10% de los 4.000 principios activos comercializados en España son peligrosos para la conducción.

«Hay especialistas que consideran que el riesgo de sufrir un accidente de tráfico por parte de un conductor alérgico, sometido a medicación con los antihistamínicos más somnolientos, es similar al de una persona con un nivel de alcoholemia en sangre de entre 0,5 y 0,6 gramos por litros, es decir, un positivo», añade.

RECOMENDACIONES.

Por ello, el Instituto Mapfre de Seguridad Vial recomienda a los alérgicos viajar con las ventanillas del coche cerradas, utilizar un filtro especial para pólenes en el aire acondicionado y poner en conocimiento del médico que es conductor cuando le receten antihistamínicos.

Asimismo, aconseja limpiar el coque con frecuencia con un aspirador para eliminar ácaros, evitar realizar los viajes al atardecer o al amanecer porque existe más concentración de pólenes, procurar no dejar el automóvil en zonas húmedas e iniciar el tratamiento dos o tres días antes de iniciar un viaje.