.

Casi tres millones de españoles padece esta enfermedad, que afecta sobre todo a amas de casa, peluqueros, camareros y recepcionistas

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

La Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular ha iniciado una campaña de prevención de la insuficiencia venosa crónica (IVC), patología más conocida como «síndrome de piernas cansadas», con la realización de pruebas diagnósticas en un autobús informativo que llegó hoy a Madrid y que hasta el 30 de mayo recorrerá las ciudades de Barcelona, Valencia, Sevilla, Bilbao y A Coruña.

Según la encuesta «Profesiones de riesgo y síndrome IVC», presentada hoy por el cirujano vascular del Hospital Clínico de Madrid, Rodrigo Rial, casi tres millones de personas padecen en España esta enfermedad, que afecta principalmente (en un 65%) a amas de casa, peluqueros, camareros y recepcionistas.

El «sindrome de piernas cansadas» se manifiesta habitualmente en forma de varices, edemas y úlceras de piel, y causa dolor, pesadez, hinchazón, calambres nocturnos, piernas inquietas y grandes molestias en las extremidades. Aunque no se trata de una enfermedad exclusivamente femenina, una de cada dos mujeres presenta problemas venosos en algún momento de su vida, sobre todo a partir de los 40 años.

Entre las causas de la enfermedad se encuentra el sedentarismo, el tabaquismo, la obesidad y ciertas profesiones de riesgo en las que los trabajadores están obligados a estar muchas horas de pie (más de cinco) o sentado (más de dos).

EL 80% NO RECIBE TRATAMIENTO.

En opinión del doctor Rial, esta patología se encuentra infradiagnosticada, y se estima que ocho de cada diez enfermos no reciben tratamiento, debido a que la mayoría considera que no se trata de una enfermedad grave, pese a su cronicidad y su impacto en la calidad de vida del paciente.

A este respecto, resaltó la importancia de potenciar el inicio precoz del tratamiento de la IVC para detener la enfermedad en los primeros síntomas, ya que, de lo contrario, se estima que la prevalencia de la misma puede alcanzar el 27% de la población en 2010, especialmente a partir de los 45 años.

A su juicio, el tratamiento comprende una serie de medidas postulares, soportes elásticos como medias de compresión o vendajes, y la prescripción farmacológica de flebotónicos. Igualmente, el doctor Rodrigo Rial considera aconsejable llevar a cabo una alimentación equilibrada y la práctica de ejercicio físico moderado.