.

DALLAS, 24 (EP/AP)

Una nuevo estudio parece poner en cuestión a la agencia norteamericana del medicamento (FDA) por su decisión de no poner fuera del mercado al fármaco destinado a reducir el colesterol en sangre «Crestor», al aportar datos que muestran que este medicamento causa más problemas en el riñón y musculares que otros fármacos con el mismo cometido.

En marzo pasado, la FDA concluyó que los riesgos con «Crestor», fármaco producido por Astrazeneca, no eran mayores que los de sus competidores, y rechazaron las peticiones de los consumidores de retirar el medicamento de las farmacias. En lugar de ello, la FDA ordenó incluir una advertencia en el prospecto, para dejar claro que «Crestor» podía causar serios problemas musculares y daños en el riñón, especialmente entre asiáticos.

El nuevo estudio, basado en efectos secundarios reportados a la FDA, indica que losproblemas de riñón y la debilidad muscular fueron entre dos y ocho veces más frecuentes entre los pacientes tratados con «Crestor» respecto a los tratados con «Lipitor», «Zocor» o «Pravachol».

Incluso, los resultados de un estudio publicado en la edición «online» de la revista de la American Heart Association, «Circulation», indican que los fármacos para el control del colesterol –denominado estatinas y que toman millones de personas– muestran que en su mayoría son más seguros y que el riesgo de problemas serios, incluido «Crestor», son muy bajos.

La portavoz de la FDA, Laura Alvey, ha dicho que los nuevos análisis no aportan nueva información, ni «evidencias convincentes» respecto a que «Crestor» tiene más riesgo que otras estatinas. Astrazeneca dijo hoy que los informes de niveles más elevados de efectos secundarios podrían ser achacables a los problemas derivados de otro fármaco anticolesterol, «Baycol», retirado del mercado en 2001, mientras que «Crestor» fue lanzado dos años después.