.

SEVILLA, 27 (EUROPA PRESS)

El sello editorial Trillas Eduforma, que nació de un convenio de coedición entre la editorial sevillana Mad y la editorial latinoamericana Trillas, edita el manual «Paternidad positiva», el cual ofrece, según fuentes editoriales, soluciones «viables» y «probadas» ante la conducta agresiva de los hijos.

En declaraciones a Europa Press, las mismas fuentes aseguraron que la publicación «puede ser de utilidad para aquellos padres que, de puertas para adentro, interactúan con hijos agresivos». En este sentido, pusieron de manifiesto que la lectura del manual podría ser de «gran ayuda» para paliar, desde técnicas de educación en los hogares, «el actual fenómeno cani».

De este modo, la publicación, que surge como resultado de un programa de «entrenamiento para padres» desarrollado por los autores de la obra, Rinn y Markle, «muestra cómo se pueden aplicar técnicas de modificación de conducta para mejorar la interacción familiar».

Para ello, los autores presentan los conceptos y elementos fundamentales para afrontar y resolver problemas frecuentes en dichas relaciones. Asimismo, ofrecen técnicas «eficaces» y «probadas», que han dado «muy buenos resultados ante niños con malas conductas escolares, sociales, alimenticias e incluso en niños agresivos».

También, según explicaron, «se ha constatado su efectividad para estimular hábitos saludables e, incluso, incorpora un método para valorar el funcionamiento de las estrategias que se proponen». De esta manera, «con su lectura –agregaron– se puede aprender a manejar muchas situaciones conflictivas cotidianas y afrontarlas con total seguridad».

En cuanto a las situaciones problemáticas expuestas en la publicación, fuentes editoriales destacaron «una interminable rabieta, dos hermanos que se pelean continuamente y casos de conductas que casi rozan la delincuencia», entre otras. También, el manual dedica un espacio a problemas «especiales», para los que los autores proponen «soluciones específicas».

Dichos problemas «especiales», aglutinan situaciones como «padres en proceso de divorcio, niños con retraso en su desarrollo, con dificultades de aprendizaje, así como niños o adolescentes que consumen algún tipo de drogas». De la misma manera, el libro destina un capítulo a «modificar la conducta de los progenitores haciendo hincapié en los procedimientos que no deben