.

LOGROÑO, 30 (EUROPA PRESS)

Alrededor de una veintena de clínicas de reproducción asistida de toda España buscarán unificar criterios de atención, investigación y tecnología, para mejorar la asistencia a sus usuarios. Con este fin, estos centros acaban de constituir la primera asociación de este tipo de clínicas, que mantuvo un encuentro el sábado en el Colegio Oficial de Médicos de La Rioja.

Según explicó a Europa Press el miembro de la junta directiva de la asociación, el doctor José López Gálvez, «la iniciativa surgió a raíz de que una serie de centros independientes y privados se plantearon mejorar la calidad de la asistencia a sus usuarios, contando con una calidad homogenea en sus servicios».

El primer paso para llegar a esta situación es «contar con una correcta información entre todos los centros, para unificar criterios de atención, siempre dentro de los que es la asistencia personalizada y ética, con el objetivo final de lograr una mejor respuesta a los tratamientos».

Además de la unificación en los criterios de asistencia, la asociación se plantea también homogeneizar los niveles técnicos «y, desde luego, los de cualificación del personal, mediante la formación continua, porque en la reproducción asistida se dan avances con gran rapidez, a los que hay que estar adaptado».

López Gálvez señaló que la reproducción asistida está «a un gran nivel en España, somos incluso pioneros comparados con otros países de nuestro entorno», entre otras razones porque «la Ley de Reproducción Asistida con la que contamos permite moverse con menores constricciones, aunque siempre dentro de un control ético».

La tendencia es que cada vez mayor número de personas acudan a los centros de reproducción asistida, un alza que el doctor se explica «en que las mujeres cada vez esperan a una edad más avanzada para ser madres, lo que da más problemas en la fertilidad».

Así, dijo que «si entre 10 mujeres de 35 años que quieran quedarse embarazadas por vía natural, unas 4 lo consiguen, entre las mujeres de 22 años, lo lograrían un 60 ó un 70 por ciento». «Hace 15 años, se tenían los hijos con 25 años; hoy, alguien de esa edad embarazada es muy difícil de encontrar», añadió.

A la edad de la madre sumó también «la calidad del semen, que muchas veces se olvida, pero en el que influyen factores como el stress, la polución ambiental, la alimentación no adecuada o el uso de drogas o del «botellón», todo esto, a la larga, pasa factura en la fertilidad de los hombres».

López Gálvez cifró en un 40 por ciento los índices de éxito de la reproducción asistida, y apuntó que, en los centros españoles, «se puede determinar ya el sexo del futuro bebé, pero la Ley prohíbe elegirlo, a no ser que sea por motivos médicos, para evitar una enfermedad de género, por ejemplo». La elección de otras características físicas de los niños son, según dijo, «todavía ciencia ficción».