.

ZARAGOZA, 30 (EUROPA PRESS)

La consejera de Salud y Consumo del Gobierno de Aragón, Luisa Noeno, informó hoy de que unas 1.576 personas mueren cada año en la comunidad autónoma aragonesa por enfermedades asociadas al tabaquismo (279 en Huesca, 189 en Teruel y 1.108 en Zaragoza), hábito que está relacionado con más de 25 enfermedades.

Entre ellas, Noeno mencionó el cáncer, especialmente el broncopulmonar, y las enfermedades cardiovasculares y respiratorias; además de las relacionadas con el embarazo, como la patología placentaria, el aborto espontáneo, el parto prematuro, y la muerte súbita del lactante.

Añadió que el tabaco es la causa del 16 por ciento de todas las muertes en España, a pesar de que por primera vez la mortalidad por tabaco tiende a descender en España. Por lo que se refiere a los índices de consumo de tabaco, en Aragón está en el 28,8 por ciento, algo por encima de la media nacional, que es del 28,1 por ciento.

Entre los datos más negativos, la consejera destacó el porcentaje de adolescentes (de 14 a 18 años) que declaran haber fumado alguna vez, que se sitúa en el 69,5 por ciento, mientras que casi el 15 por ciento de los que tienen 14 años reconoce fumar diariamente.

En términos generales, un 34,5 por ciento de los adolescentes son fumadores, con una mayor prevalencia en chicas (36,6 por ciento) que en chicos (32 por ciento), aunque son éstos últimos los que fuman mayor número de cigarrillos al día.

La presidenta de la Asociación para la Prevención del Tabaquismo (APTA), Pilar Cascán, mostró su «preocupación» por el inicio cada vez más temprano del hábito y pidió que se «tomen medidas». Además, calificó de «insuficiente» el proyecto de Ley presentado por el Gobierno central que regulará la venta, suministro, consumo y publicidad de los productos del tabaco. «Tendría que prohibirse totalmente fumar en todos los espacios públicos», apostilló.

Asimismo, pidió a los padres y educadores que den ejemplo y explicó que mañana, Día Mundial Sin Tabaco, tendrán un stand en la plaza de España de Zaragoza para informar sobre los peligros del tabaco.

Respecto a la influencia del tabaco en los fumadores pasivos, la consejera advirtió que estas personas tienen a medio y largo plazo un mayor riesgo de padecer enfermedades similares a las de quienes fuman habitualmente. Especialmente sensibles son los niños, su exposición al humo puede producirles asma, otitis, neumonías y bronquitis, entre otras patologías.COSTES SOCIALES Y SANITARIOS

La consejera destacó los importantes costes sociales y sanitarios del hábito tabáquico, con una elevada repercusión en el ámbito laboral por las bajas por enfermedad; en la seguridad, por incendios y accidentes; en el círculo familiar, por fallecimientos y enfermedades; y en el ámbito sanitario, por la asistencia médica ambulatoria y hospitalaria o las prestaciones farmacéuticas.

Así, en España los costes sanitarios originados por el tabaquismo se elevan a más de 6.000 millones de euros, y, en Aragón, sólo en Farmacia, se gastan 20 millones de euros al año.ACCIONES DE LA ADMINISTRACIÓN

El director general de Salud Pública, Luis Gómez, explicó que su dirección general destina este año 756.000 euros para actuar contra el tabaquismo a través de la deshabituación tabáquica y la promoción del abandono, con acciones que se desarrollan en los centros de salud, la dotación de material diagnóstico, convenios con entidades locales y edición de materiales.

También mediante la prevención en el ámbito escolar y en el medio juvenil con programas como Clases Sin Humo, Cine y Salud, y los destinados a la prevención de adicciones. Para actuar ante este sector de población se cuenta con la colaboración con el Instituto de la Juventud y el Consejo de la Juventud y las acciones en el marco del deporte escolar.

Un tercer ámbito de actuación es el de espacios sin humo en el campo laboral, a través de la formación y la edición de materiales, y un cuarto las campañas informativas en medios de comunicación dirigidas a la prevención en adolescentes, a la promoción de espacios sin humos o la promoción del abandono.NUEVA LEGISLACIÓN

Por otra parte, el director general valoró positivamente el proyecto de Ley sobre el tabaco, en el que se incluyen novedades como la prohibición de la venta a menores de 18 años y la prohibición de la publicidad y el patrocinio, que ya están recogidas en la legislación aragonesa, y que de esta forma se reforzarán, comentó.

Asimismo, se refirió a otros aspectos como la prohibición de consumo en lugares de trabajo, la creación de zonas separadas en restaurantes y bares de más de 100 metros cuadrados, un mayor control de máquinas expendedoras, y la definición de zonas para fumadores y la responsabilidad del titular del establecimiento y la persona fumadora.

Gómez consideró un avance que se incluya la responsabilidad de la persona fumadora, ya que de esta manera, por ejemplo, se podrá sancionar a los fumadores que incumplen en lugares públicos, como las aulas de la Universidad, uno de los lugares donde se han presentado más quejas en el último año, precisó.

En total, se han realizado 629 inspecciones, en su mayor parte en centros educativos y en instalaciones de hostelería, con la determinación de 14 lugares donde se ha dado un grave incumplimiento, en tres de los cuáles ya se ha puesto en marcha el expediente sancionador, mientras que 11 están en fase de revisión.

El director general precisó que se ha mejorado la señalización, ha habido avances en los centros sanitarios, aunque «es difícil evitar que se fume en las escaleras de los hospitales», y también ha habido mejoras en los centros comerciales.PROFESIONALES DE LA SALUD

Este año el lema del Día Mundial Sin Tabaco es «Profesionales de la salud contra el tabaco». Al respecto, la consejera de Salud señaló que el año pasado hubo en Aragón 12,5 millones de consultas en Atención Primaria, «por lo que el papel que desempeñan los profesionales sanitarios es fundamental, ya que pueden ofrecer consejo y orientación sobre las consecuencias del consumo de tabaco y sobre los beneficios que conlleva su abandono».

Al respecto, el presidente de la Sociedad Aragonesa de Medicina Familia y Comunitaria (SAMFYC), Antonio Monreal, explicó que la semana pasada se desarrolló por parte de sus 700 asociados la VI Semana Sin Humo, en la que se estima que se consiguió que unos 3.000 aragoneses hayan tomado la decisión de dejar de fumar.

El facultativo precisó que el año pasado unas 2.000 personas tomaron esta decisión, aunque añadió que no todos consiguen finalmente éxito. En este sentido, se refirió a un estudio en el que se constata que entre el 25 y el 30 por ciento de las personas que intentan dejar de fumar con apoyo médico y fármacos lo consiguen, mientras que sólo lo logran entre el 2 y el 4 por ciento que lo intentan sin ninguna ayuda, y el 10 con sólo apoyo médico.

Por eso, abogó por abrir un debate sobre la necesidad de facilitar el máximo acceso a los fármacos para quienes deseen dejar de fumar lo puedan hacer «de forma gratuita». Añadió que se estima que el coste por persona sería de 550 euros, cifra que consideró importante pero que compensaría «los costes directos y colaterales, que son más elevados».

Por otra parte, comentó que quieren crear una red de centros de salud sin humo, que supondría que todos los trabajadores del centro se comprometerían a dejar de fumar, algo que tendría que ser previamente consensuado por éstos y que contaría con un programa de actividades que lo facilitaría.

Respecto a la legislación propuesta por el Gobierno central, Monreal se manifestó «de acuerdo» con ella y defendió «el endurecimiento de la política antitabaco» ya que en estos momentos «la sociedad tiene una actitud timorata» y hay «una presión sutil desde las multinacionales del tabaco».