Día sin Tabaco.- Un experto señala que los tratamientos psicológicos son la «elección más eficaz» para dejar de fumar

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 31 (EUROPA PRESS)

Dejar de fumar en seis semanas y por 55 euros desde casa es posible. Así, lo aseguró el catedrático de Psicología Clínica de la Universidad de Santiago de Compostela, Elisardo Becoña Iglesias. Este experto apuntó que los tratamientos psicológicos son los «más eficaces» para abandonar el consumo de tabaco de una manera cómoda para personas con alta dependencia de la nicotina.

«La persona ha aprendido una conducta y tenemos que desaprendérsela. Ese desaprendizaje implica que tiene que perder la dependencia psicológica de la nicotina, controlar la situación de hábito, los comportamientos de fumar y hacer frente a las posibles recaídas», explicó este Catedrático, que dirige la Unidad de Tabaquismo, ubicada en la Facultad de Psicología de Santiago.

Esta Unidad de Tabaquismo desarrolla desde 1984 el «Programa para dejar de fumar» que consta, por una parte, de un tratamiento clínico que se lleva a cabo en la misma Unidad con seis sesiones de terapia en las que participan los ciuadadanos de manera presencial. Por otra parte, dispone de un programa por correo, en el que las personas reciben en casa los materiales y les llaman por teléfono para que puedan dejar paulatinamente el hábito cómodamente desde su domicilio.

«Los tratamientos psicológicos tienen 50 años de historia y son, desde el principio, los más eficaces que han existido para dejar de fumar», insistió Becoña. Asimismo, el docente destacó que estas terapias «son mucho más baratas para el fumador y más racionales».

«La persona contacta con nosotros directamente, por teléfono o por correo electrónico, y quedamos para hacer la evaluación si es el programa clínico. Estamos una hora, dependiendo de si es individual o en grupo, y, a partir de ahí, empieza el tratamiento, que son seis sesiones. Una vez que finaliza continuamos con un seguimiento a lo largo de un año por si tienen alguna dificultad o problema», explicó.

«En el de correo, hacemos lo mismo pero con la diferencia que lo siguen desde casa; llamamos a la persona, hacemos un seguimiento sistemático y lleva a que, en un caso o en otro, dejen de fumar sin ninguna dificultad, que es una de las características básicas de este tratamiento», comentó en relación a la otra modalidad de terapia.

REDUCCIÓN SISTEMÁTICA DE CIGARRILLOS

El tratamiento psicológico representa una terapia de «reducción sistemática y progresiva» del consumo porque, según explicó Becoña, «la persona que quiere dejar de fumar, lo deja por su cuenta, que son los que no tienen dependencia alta de la nicotina». «Los que la tienen, con nuestro procedimiento, lo que hacen es controlar el consumo paulatinamente hasta que lo dejan de golpe al final cuando están entre 3 y 10 cigarrillos», matizó.

Así, el responsable de esta Unidad de Tabaquismo, ubicada en la Facultad de Psicología de Santiago, explicó que una persona que consume una media de 60 cigarrillos diarios «empieza reduciendo sistemáticamente y permite que, al final, lo pueda dejar y permanecer abstinente en las semanas y meses posteriores».

En esta terapia pueden participar todos aquellos fumadores que deseen abandonar el hábito. El tratamiento clínico, presencial, es de carácter gratuito, mientras que el de correo cuesta 55 euros para cubrir el gasto de envío de material destinado a que el usuario «aprenda estrategias puntuales de como dejar de fumar en ciertas situaciones, cómo hacer frente a las situaciones problemáticas cuando deja el consumo, o cómo evitar la recaída», indicó Becoña.

«Participan estudiantes de 20 años, ejecutivos de 45, amas de casa de 30, jubilados de 60 y con consumos que pueden ir desde de 30 a 50 cigarrillos», señaló el responsable del programa. «Hay una demanda continua, porque hay mucha gente que quiere dejar de fumar, la gente consigue dejarlo con este tratamiento y lleva a que otros participen en los programas clínicos o por correo», añadió.

MIEDO A CONSEGUIRLO

Este experto comentó que los principales problemas planteados por los participantes en este programa radican en el «miedo a conseguirlo». «Hay personas que llevan 20 años fumando y tienen miedo a conseguirlo, y a si se van a mantener abstinentes», aseveró.

Además, apuntó como «más habitual» problemas relacionados con el estrés, la ansiedad, o la depresión. «También preocupa mucho el tema del control de peso, de cómo manejarlo», subrayó. «Por eso incidimos en eso, para que sepan que pueden controlarse perfectamente sin engordar dejando de fumar», manifestó.

En 21 años en funcionamiento, el «Programa para dejar de fumar» desarrollado por Becoña ha tratado a más de 8.000 fumadores. «Somos el programa de tratamiento de referencia a nivel nacional, el más antiguo, de los más eficaces, y que más se ha extendido», concluyó.

Quienes duermen bien tienen un riesgo de insuficiencia cardíaca mucho menor

Los adultos con los patrones de sueño más saludables tenían un riesgo 42% menor de insuficiencia cardíaca en un nuevo estudio, independientemente de otros...

Bombas de agua: ¿cuál escoger?

Las bombas de agua pueden ser de gran ayuda en multitud de ocasiones y se convierten una herramienta de gran utilidad en casa, en...

Jardín orientado, tradición y esoterismo

La orientación de un jardín es un factor importante para garantizar el crecimiento de determinadas plantas sometidas a los vientos locales, a las humedades...

Diabetes del gato, la dedicación más dulce

Los gatos domésticos sufren la diabetes como los humanos. Aunque nos cueste creerlo, las complicaciones de salud que surgen alrededor de esa dolencia y...

Couland de chocolate negro, delicatessen total

Hoy proponemos en nuestra receta de cocina un postre exótico, atractivo, laborioso de confeccionar, pero entretenido de montar. Un couland de chocolate negro con...

Causas de un ladrido excesivo

A la mayoría de los propietarios de perros, sobre todo aquellos que viven en casas, les interesa que sus perros ladren ante la presencia...