.

MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

El número de reclamaciones presentadas antes las Juntas Arbitrales de Consumo ascendió a 63.112 en 2004, lo que representa un incremento del 7,87% respecto al ejercicio anterior, según datos de la «Memoria 2004 del Sistema Arbitral de Consumo» difundidos hoy por el Ministerio de Sanidad y Consumo.

El Arbitraje de Consumo es un sistema extrajudicial, gratuito y voluntario establecido en España para resolver los problemas planteados entre los consumidores y usuarios y las empresas en que adquieren bienes o contratan servicios. Estas reclamaciones se reciben en las 73 Juntas que integran el Sistema Arbitral de Consumo, de las que una es de ámbito nacional y las restantes cubren ámbitos autonómicos, municipales o de mancomunidades.

Entre las solicitudes de arbitraje presentadas el año pasado destacan las relacionadas con las telecomunicaciones, que representan el 37,6% de todas las presentadas. El porcentaje de reclamaciones en este sector es considerablemente más elevado en las Juntas Arbitrales autonómicas, en algunas de las cuales llegan a rondar el 70%.

Tras telecomunicaciones, los sectores con mayor número de solicitudes de arbitraje fueron reparación de automóviles (6,95%), tintorerías (6,69%) y compra de vivienda (6,63%). El número total de empresas adheridas voluntariamente a este sistema de resolución de conflictos creció un 17,2% en 2004, hasta alcanzar las 119.680.

Más de la mitad de las solicitudes de arbitraje (57,78%) fueron presentadas directamente por los consumidores y usuarios ante las Juntas Arbitrales de Consumo, mientras que un 8,23% optó por utilizar la vía de las asociaciones de consumidores, y un 33,98% lo hizo a través de organismos oficiales para su traslado a las juntas.

Según la directora general de Consumo y Atención al Ciudadano, Ángeles Heras, estos datos denotan un conocimiento cada vez mayor del Sistema Arbitral, tanto por parte de las empresas como por los consumidores, que acuden directamente a las Juntas Arbitrales, bien por haber recurrido a ellas con anterioridad, o bien por estar familiarizados con su actividad y su forma de funcionamiento.

Por otra parte, dentro de las dos fórmulas utilizadas por las Juntas Arbitrales para la resolución de los conflictos, el 21,18% de éstos fue resuelto a través de una mediación entre las partes, y un 78,82% por resoluciones o laudos emitidos por los árbitros.

El resultado final fue que los reclamantes obtuvieron una satisfacción total o parcial de sus pretensiones en un 71,36% de las decisiones adoptadas por alguna de las dos fórmulas citadas.