.

ALMERIA, 2 (EUROPA PRESS)

El 90 por ciento de los niños que sufren trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), un trastorno del comportamiento que se caracteriza por un exceso de movimiento y una marcada dificultad para mantener la atención, «sufren fracaso escolar si su patología no es tratada a tiempo», según apuntó hoy el doctor Joaquín Díaz Atienza, de la Unidad de Salud Mental Infanto-Juvenil del Hospital Provincial de Almería.

En declaraciones a Europa Press, el también presidente del comité organizador de la 41 Reunión de la Asociación Española de Psiquiatría Infanto-Juvenil, evento que se celebra desde hoy en Almería, se refirió así a la importancia de tratar un trastorno, «que afecta a cerca del 5 por ciento de la población infantil española», y que, además, «puede persistir a edad adulta si no son tratados correctamente».

Además, Díaz Atienza alertó de que un mal control del déficit de atención con hiperactividad «puede conducir a un mayor consumo de drogas a edades adolescentes», una circunstancia que se debe «al desajuste de los impulsos del paciente, ya que este factor no desaparece con la edad, como si suele ocurrir con la hiperactividad de un niño».

Según explicó, este tipo de trastorno se caracteriza por una elevada hiperactividad e impulsividad del niños que se suma a una escasa atención, si bien «la hiperactividad en el niño va cediendo a medida que se hace mayor, algo que no ocurre con su impulsividad si no es tratada a tiempo».

En cuanto al diagnóstico del niño, dicho experto precisó que se debe de realizar «como muy tarde en Primaria», al objeto, añadió, «de que los tratamientos farmacológicos y psicoterapéuticos funcionen correctamente».

Respecto al tratamiento con fármacos, se refirió a la nueva generación de metilfenidato (principio activo) de liberación corta, «estos es que su acción es más continuada y prolongada pudiendo llegar hasta las 12 horas de cobertura, frente a las tres o cuatro horas que cubría la anterior generación de este medicamento».

Respecto a los tratamientos psicoterapéuticos, Díaz Atienza señaló a Europa Press la conveniencia de los mismos, «ya que se trabaja en conjunto con los padres para medir el grado de conducta de sus hijos».

Por su parte, la presidenta de la Asociación Española de Psiquiatría Infanto-Juvenil y jefe del Servicio de Psiquiatría y Psicología Infantil del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, María Jesús Mardomingo, recalcó la idea de que «sin un tratamiento individualizado y una intervención eficaz, esta patología puede producir problemas en el comportamiento incluso en la edad adulta en el 50 por ciento de los casos».

Los primeros síntomas, explicó dicha experta, ya se manifiestan cuando el niño es muy pequeño e, inclusive, durante el embarazo, algunas madres manifiestan que su feto «tenía una gran inquietud y se movía mucho».