.

Carmen Vives elabora un estudio sobre «La violencia contra la mujer en el espacio discursivo público» editado por el Centro Reina Sofía

ALICANTE, 03 (EUROPA PRESS)

La investigadora Carmen Vives, autora del estudio sobre «La violencia contra la mujer en el espacio discursivo público», destacó hoy el papel de los medios de comunicación a la hora de sacar este tipo de violencia de la esfera privada, y puso de manifiesto que la difusión de noticias relacionadas con este tema en los medios de comunicación «no ha provocado un aumento de los casos».

Carmen Vives, que presentó hoy su trabajo en Alicante junto al director del Centro Reina Sofía, José Sanmartín, comentó que «se observa una relación muy pequeña en lo que es el incremento de noticias y la evolución de las muertes» durante el periodo estudiado, entre 1997 y 2001. Esto, según aclaró, es un dato «relevante» que indica que «no porque salgan más noticias hay más muertes».

Esta publicación, perteneciente a la serie «Documentos» del Centro Reina Sofía para el Estudio de la Violencia, aborda el proceso por el cual la violencia contra la mujer ha abandonado la esfera privada y se ha convertido en un tema primordial de las agendas de políticos y medios de comunicación.

Para ello, Carmen Vives ha analizado los contenidos de casi 1.500 noticias de prensa y de cerca de 200 actas parlamentarias que trataron la violencia contra la mujer dentro de la pareja entre 1997 y 2001.

La autora del informe subrayó hoy el «importante papel» que los medios de comunicación han tenido para que este problema de violencia «abandone la esfera privada y se convierta en tema primordial de las agendas de políticos», y en este sentido calificó a los medios de comunicación como una «herramienta útil para aumentar la efectividad de las medidas» que se ponen en marcha para atajar esta lacra social.

Respecto a la evolución del problema, explicó que en el periodo estudiado se produjo un aumento de las denuncias, aunque puntualizó que «eso no está claro que signifique que hay más casos, porque las estadísticas están hechas de aquellas manera».

En general, añadió, la tendencia que se observa «no es una tendencia creciente exponencial, sino que es una tendencia de momentos de incremento, tanto de la cobertura periodística como de las tasas de mortalidad por este tipo de violencia». Esta situación revela que «el tema está provocando muertes y no ha disminuido el problema, no han disminuido las muertes pero tampoco han sufrido un crecimiento exponencial», según comentó.

En el estudio también se hace énfasis en que el trabajo de campo que realizan las mujeres –en los ámbitos de la política y de los medios de comunicación– con respecto a esta violencia «ha tenido su fruto», y «ha provocado cambios» que han conseguido que la violencia contra las mujeres «hoy en día sea reconocido como un delito y se denuncie».