.

Los profesionales sanitarios dispondrán de información para mejorar el diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad

SEVILLA, 6 (EUROPA PRESS)

La Junta de Andalucía implantará en los centros de salud un programa de fibromialgia para impulsar la atención de las personas que padecen esta enfermedad, fomentando la educación sanitaria y la realización de ejercicio que les ayude a mejorar su calidad de vida.

Así lo anunció la consejera de Salud, María Jesús Montero, durante la inauguración el sábado en Sevilla de las I Jornadas Andaluzas sobre Fibromialgia, una patología crónica que afecta principalmente a mujeres, según informó la Consejería de Salud a través de una nota de prensa.

La titular andaluza de Salud subrayó la importancia de que los profesionales sanitarios conozcan mejor esta enfermedad, la dificultad de su diagnóstico y las posibilidades de tratamiento actuales. Por este motivo, la Consejería de Salud ha elaborado un nuevo proceso asistencial sobre esta enfermedad que servirá de guía y ayuda a los profesionales de atención primaria y especializada.

En este trabajo ha colaborado un grupo multidisciplinar que integra medicina de familia, enfermería, reumatología, neurología, endocrinología, rehabilitación, fisioterapia, psicología y medicina del deporte.

La fibromialgia es un trastorno doloroso crónico, no articular, que afecta de forma generalizada a las zonas musculares y a la columna. Esta enfermedad se traduce en que las personas que la padecen se sienten muy enfermas y cansadas. En 1992 fue reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una patología diferenciada y se estima que afecta a un cuatro por ciento de las mujeres y a un 0,2 por ciento de hombres.

El problema es que se desconoce su causa y además no existen alteraciones que se puedan detectar fácilmente y que ayuden a un diagnóstico rápido y certero, lo que, en palabras de la consejera, es «uno de los grandes desafíos de esta enfermedad».

Conscientes de esta dificultad, la Consejería de Salud ha elaborado un documento unificado que permitirá dar a conocer a todos los profesionales la importancia de realizar un rápido diagnóstico y la forma de abordarlo.

Dicho proceso asistencial recoge los aspectos básicos que intervienen en la atención de un paciente: quién le atiende, cómo se realiza esa asistencia, en qué momento y en qué lugar. Esto incluye desde las funciones que cada profesional debe desempeñar, hasta las normas de buena práctica, pasando por las expectativas expresadas tanto por los propios profesionales como por los ciudadanos y en los mejores medios para tratarla, todo ello basándose en la mejor evidencia científica disponible.

LINEAS FUNDAMENTALES

Las líneas fundamentales que se recogen en el proceso asistencial sobre fibromialgia se centran en el conocimiento y manejo de la enfermedad entre los profesionales de Atención Primaria, los criterios diagnósticos y el proceso de derivación a otros profesionales implicados en el tratamiento de esta patología. Del mismo modo, sienta las bases sobre las terapias de las que se dispone de evidencia científica de su efectividad y la recomendación de su prescripción.

Durante su intervención, María Jesús Montero manifestó la importancia que adquiere el asociacionismo «de forma federada» para coordinar actuaciones y conocer las inquietudes, problemas y esperanzas de las personas afectadas por la fibromialgia en tanto facilitará su participación en el sistema, en la solicitud de subvenciones y en la canalización de los recursos.

La gestión por procesos asistenciales representa una nueva forma de trabajo en la sanidad pública andaluza, que tiene como eje de actuación la continuidad asistencial La Consejería de Salud cuenta actualmente con 52 procesos asistenciales activados y que progresivamente se están implantando en los centros sanitarios de nuestra comunidad.