.

Atribuyen el consumo «abusivo» de la pastilla entre las adolescentes a la «falta» de educación sexual

LA CORUÑA, 8 (EUROPA PRESS)

Los ginecólogos que participan en el 28 Congreso de la Sociedad Española de Ginecología advirtieron hoy de que la píldora del día después se está convirtiendo en un «anticonceptivo habitual del fin de semana» y alertaron de que ese uso incontrolado puede provocar riesgos en la salud.

«Es un anticonceptivo de urgencia y sólo se debe usar bajo prescipción médica», recordó José María Lailla, vicepresidente de la Sociedad Española de Ginelogía y jefe del Servicio de Ginecología del hospital San Juan de Dios de Barcelona.

En rueda de prensa, el especialista afirmó que cuando llega el fin de semana los servicios de urgencias de algunos hospitales se convierten en «expendedores de la píldora del día siguiente» y aseguró que la mayoría de las mujeres que la solicitan son adolescentes que la solicitan «por si acaso».

PARA CASOS EXCEPCIONALES

El médico añadió que España tiene un problema de educación sexual, por lo que insistió en la formación para evitar el consumo abusivo de la píldora postcoital y hacer de su ingesta «la salida habitual a la anticoncepción». «Vamos a la solución sin pasar por las premisas», lamentó Lailla.

Al respecto, el doctor Luis Mercé, miembro de la Unidad de Reproducción de la Clínica Ruber Internacional, precisó que los métodos anticonceptivos habituales son otros, como la píldora tradicional, el DIU o el preservativo, que también requieren el consejo del ginecólogo.

Tras insistir en que la pastilla del día después «es un producto con riesgo», los especialistas indicaron que su ingesta, que debe ser «excepcional», precisa un control posterior de la paciente.

Por último, la doctora Rosa María Sabatel, de la Universidad de Granada, indicó que la llegada al mercado de la píldora postcoital no ha provocado una disminución de los embarazos no deseados, «sino que siguen aumentando», añadió.

El 28 Congreso de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia reúne desde el pasado lunes en el Palacio de Congresos y Exposiciones de A Coruña a 2.500 expertos que debatirán hasta el viernes los últimos avances médicos en la especialidad.